sábado, 27 de junio de 2009

Dulces caseros sicilianos

Muchos dulces existen en Sicilia, cremosos y secos, rellenos de higos secos y pasta de almendras , hechos de masa de azúcar en diferentes formas de muñecos para festejar el día de los muertos, y así una gran variedad . Pero el más antiguo y peculiar es el llamado CANNOLI y ya es conocido en todo el mundo. Aquí en esta foto lo pueden apreciar muy bien. Está relleno de ricotta preparada con otros ingredientes pero para dar esa forma se necesitan unos pequeños tubos originalmente en Sicilia hechos de caña; pero hoy en día en el mercado existen hechos de tubos de aluminio o acero. Así que si quieren aprenderlos a preparar a buscar estos tubos y a continuación la receta.


Ingredientes:

Para la masa: 30 g de mantequilla blanda 50 g de azúcar 1 huevo 3 cucharadas de vino blanco seco extracto de vainilla (una cucharadita) Una pizca de sal 150 g de harina 1 huevo batido aceite para freír azúcar glass, tamizada.
Para el relleno: 1/2 kilo de ricotta fresca cáscaras de naranja y limón confitadas (50 g entre las dos) 50 g de cerezas confitadas 50 g de piña o higos confitados 100 g de azúcar esencia o extracto de vainilla, una cucharadita 2 cucharadas de agua de azahar Chocolate, una tableta de 100.
Preparación:
1 - Iniciar batiendo la mantequilla con el azúcar hasta lograr una crema a punto de pomada.
2 - Agregarle el huevo, previamente batido en un recipiente.
3 - Añadir el vino blanco gradualmente, la esencia y la pizca de sal.
4 - Incorporar luego la harina y mezclar hasta unir los ingredientes en un bollo.
5 - Volcar sobre la mesa y amasar manualmente hasta conseguir un bollo liso y suave.
6 -Tapar la masa con un repasador y dejarla descansar 2 horas en un lugar frío.

Nota: En las casas de repostería se pueden conseguir unos tubitos de metal o cañas de bambú, diseñados especialmente para armar este tipo de masas.
Armado y cocción: Estirar la masa por partes dejándola fina (2 milímetros) y rectangular. Cortar en tiras de 12 centímetros de ancho.Dividir luego las tiras en cuadrados. Estirar el resto de la masa hasta conseguir 12 cuadrados (o más dependiendo del número de cannolis).Apoyar un corcho enharinado (o los tubos comprados) en diagonal sobre un cuadrado, de modo que las puntas se dirijan a dos vértices opuestos. Distribuir el huevo batido por las puntas libres del cuadrado, presionando para pegarlas. Con la misma técnica se montan los restantes.
Poner a calentar abundante aceite en una sartén hast que esté bien caliente, y echar 4 o 6 cannoli, sin que se toquen entre sí.Freirlos dándolos vuelta hasta que se doren. Escurrir sobre papel y dejar enfriar. Con la ayuda de los dedos o un cuchillo desmoldarlos cuidadosamente, pues son muy frágiles, y se sigue haciendo el mismo procedimiento con el resto de los cannoli.
Relleno y terminación:
1 - Poner la ricotta tamizada en un bol. Picar finamente las frutas confitadas. Agregar a la ricotta el azúcar, la vainilla y el agua de azahar y batir hasta que quede bien cremosa.
2 - Mezclar a lo anterior las frutas picaditas.
3 -Por el lado más fino del rallador, rallar los 100 g de chocolate.
4 - Sumarlo al bol de la crema de ricotta y mezclar bien para distribuir.
5 - Con una manga de repostería rellenar los cannoli, de modo que asome la crema por ambos extremos.
7 - Espolvorear con azúcar glass, y con la ayuda de un colador de alambre distribuir sobre los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario