viernes, 26 de junio de 2009

Porta responde a Mantica

Noticia de interés para intalianos en América Latina
Una política miope y poco puesta en el futuro golpea duramente a más de medio millón de connacionales, castiga al “Sistema Italia“ en el mundo, no combate los derroches y mortifica a los serios profesionales presentes en el Exterior. Archivado el refuerzo de la red en Sudamérica?
La fase tres se ha iniciado: después de los pesados recortes a la lengua y a la asistencia y el ataque al sistema de representación, el desmantelamiento de la red consular representa la antecámara de la “solución final” para la presencia italiana en el exterior, que se concretará pronto gracias a la maniobra del trío del Gobierno Berlusconi-Tremonti-Mantica que pasará a la historia como el peor y con menos visión de futuro con respecto a la relación con nuestra gran colectividad residente en el exterior.
Una política miope, que para ahorrar poco más de 8 millones de euro, daña casi medio millón de nuestros connacionales obligándolos a ser atendidos por consulados a menudo distantes cientos de kilómetros de aquél que será cerrado como consecuencia del plan de racionalización presentado a las Comisiones del Exterior de la Cámara de Diputados y del Senado por el subsecretario Sen. Alfredo Mantica.
“Un proyecto de racionalización que escapa a toda lógica y criterio”-como ha declarado el responsable por los italianos en el mundo del PDL, el Honor. Aldo Di Biagio-“un grave jaque mate a nuestra presencia en el exterior y a la historia de nuestra emigración;(….)”un plan malhecho que mantendrá inalterables los espacios de derroche y privilegios del MAE”( son también palabras de mi colega Di Biaggio).
No se trata de una racionalización, pero de un mero ( y estúpido, y después explicaré por qué) ejercicio de reducción de gastos, en línea con los “recortes lineales” con los cuales el Ministro Tremonti está masacrando el ya irrelevante –si se compara con las otras potencias del G8 del cual con tanto orgullo y énfasis propagandística nuestro gobierno y presidente de turno hablan- presupuesto del Ministerio de los Asuntos Externos.
Somos la nación que destina el número menor de recursos a la política exterior, aquella más lejana de los objetivos del milenio que preveían un significativo aporte (alrededor
Del 0.7 por ciento del PIL) a la cooperación para el desarrollo.
Recortes indiscriminados y sin criterio, por lo tanto.
He dicho también recortes “estúpidos”, por qué?
En un momento de crisis económica y de recesión, una de las pocas vías de salida para nuestras empresas y para el tan declamado (aunque hoy ya solo en palabras) “Sistema Italia” está en la apertura a nuevos mercados, en la internacionalización de nuestras empresas, todo lo que presupondría una potenciación de la red diplomático-consular
En el exterior y no el contrario.
Haciendo mía la justa observación del Vicesecretario General del Cgie por los países anglófonos, Silvana Mangione, solicito al Gobierno Italiano si “está en conocimiento del hecho de la FIAT ha sido apenas autorizada a la adquisición de gran parte de las instalaciones de la Crysler y que Detroit y Michigan serán puntos clave para las operaciones en USA de nuestra máxima industria. Obviamente este es el momento justo para potenciar, no cancelar, el consulado de Detroit”.Una reivindicación adoptada justo en estos días por el presidente del COMIES DE Detroit que ha dirigido su misiva al Presidente del Consejo, Berlusconi
Los italianos que viven en América Latina, según lo anunciado por el Subsecretario Mantica y por su plan de racionalización, deberían dormir “sueños tranquilos” y apreciar tal plan que en efecto mantiene inalterable la actual presencia consular sobre el territorio.
Lástima pero que el Subsecretario olvida que el plan de racionalización consular presentado por el Gobierno de Prodi y confirmado en el curso de su primera alocución en la Comisión del Exterior como subsecretario del Exterior con su mandato por América Latina del actual Gobierno, Honor. Enzo Scotti preveía para este continente un refuerzo proporcional a la gran presencia de nuestra colectividad pero también a una precisa estrategia de refuerzo y expansión de los intereses de naturaleza económica y comercial de nuestras empresas.
El Subsecretario Mantica nos ha informado que en setiembre -octubre, en el curso de una nueva entrevista nos informará en relación a la segunda fase de la racionalización, que debería prever nuevas inversiones y una eventual expansión de nuestra red consular.
Se me permita, a la luz del cuadro general apenas expuesto, un razonable pesimismo.
Esta presunta racionalización de la red consular no es en efecto acompañada por una seria lucha contra los derroches (es verdad por ejemplo que cada año se gastan seis millones de euro por los traslados de los diplomáticos, como por ejemplo ha sido informado por una agencia de prensa?) y ni siquiera por un serio análisis de las “entradas”, o sea de los tributos y de los impuestos que permitirían hoy a los consulados prácticamente autofinanciarse (y aquí pregunto al Subsecretario: por qué no informar un balance sobre este tipo de ganancias, que nos darían quizás un cuadro diverso y seguramente más completo de la situación?)
Si estas cruciales preguntas quedarán sin respuesta, estoy seguro de que la” fase dos” de la racionalización non contará con ningún refuerzo de la red consular en Sudamérica, que ya hoy vive al límite de sus posibilidades y seguramente muy bajo del nivel necesario para asegurarle a nuestro país un eficiente soporte diplomático y de servicios a favor de nuestra comunidad allí residente y una seria estrategia de penetración comercial.
Entretanto señalo al Gobierno que en Sudamérica las agencias consulares honorarias han sido privadas de sus ya escasas atribuciones, no pudiendo constituir así un soporte válido para nuestras colectividades en territorios vastísimos como lo son aquellos de los países sudamericanos y que los mismos institutos de patronato, que pueden contar con una red capilar distribuida sobre todo el territorio, están desde hace años a la espera de un acuerdo específico con el Ministerio del Exterior que dé ejecución a lo ya previsto por el art.11 de la Ley 152 del 2001 en materia de actividades de soporte diplomático y consular.
A este ataque concéntrico, que según algunos proveería una análoga, contemporánea y funcional reducción del número de Comites presentes sobre el territorio, los diputados del Partido Democratico se están oponiendo con propuestas alternativas y manteniendo alta la atención de la opinión pública italiana en el mundo sobre estos temas.
Estoy seguro de que también con los parlamentarios de otros grupos, que en más de una ocasión han demostrado una fuerte sensibilidad sobre estas temáticas en el interés del país y de su presencia en el Exterior, sabremos organizar un frente común para desarticular el nefasto operativo en ejecución que no mortifica sólo a nuestras colectividades en el exterior, pero humilla también a los muchísimos empleados y funcionarios que trabajan en el exterior con seriedad y dedicación en nuestras sedes diplomáticas y consulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario