sábado, 22 de agosto de 2009

Abruzzo: reciben damnificados casas en Italia

Ofrecen las primeras viviendas prefabricadas a los afectados del sismo registrado el 6 de abril pasado
Roma, 21 de agosto. Damnificados por el sismo registrado en la central región italiana de Abruzzo, el 6 de abril pasado, recibieron hoy las primeras 43 casas prefabricadas en las que vivirán en espera de una vivienda definitiva, informaron las autoridades locales.
"Este es un modo de contribuir a la unidad de Italia", dijo el presidente de la norteña provincia de Trento, Lorenzo Dellai, que donó las casas a los afectados por el terremoto.
Las viviendas de madera fueron levantadas en las ciudades de San Demetrio y L’Aquila, ambas en Abruzzo, donde aun miles de personas continúan instaladas en tiendas de campaña.
Dellai precisó que en total la región de Trento donará 320 casas en los próximos meses. El primer ministro italiano Silvio Berlusconi aseguró que en septiembre próximo serán repartidas miles de viviendas provisionales para que los damnificados puedan abandonar las tiendas de campaña en las que viven desde el día del terremoto de 5.8 grados Richter.
Berlusconi había asegurado que para seguir de cerca las labores a favor de los afectados por el sismo, rentaría una casa en L"Aquila, la capital de Abruzzo, donde pasaría el periodo de verano.
Pero hasta el momento el jefe de gobierno solamente ha realizado cortas visitas a la ciudad, gravemente dañada por el movimiento telúrico.



Las consecuencias del terremoto

El sismo de 6.3 grados en la escala de Richter-registrado el día 6 de abril- tuvo como epicentro la ciudad de L'Aquila, región de Abruzos, mientras que en Roma su magnitud fue de 4,6 grados Richter.
El terremoto dejó 294 muertos, 1.500 heridos y unas 50.000 personas perdieron sus casas a causa de la destrucción total o parcial de miles de edificaciones.
Las réplicas continuaron los días posteriores del seísmo más fuerte, entre ellos varios que superaron los 5 grados en la escala de Richter.

Patrimonio cultural destruido

El 100% del patrimonio cultural de Abruzzo quedó dañado después del terremoto, presentando daños de diversa consideración según un relevamiento llevado a cabo por arquitecto del Departamento de los Bienes Culturales de Abruzzo, Augusto Ciciotti, dado a conocer en declaraciones recogidas por los medios italianos.
Los monumentos que han quedado más gravemente afectados son algunas de las iglesias de L'Aquila, como la basílica de Santa Maria de Collemaggio, fundada en el siglo XIII por el futuro Papa Celestino V, que también fue enterrado allí; la iglesia de San Agustín, que es uno de los principales testimonios del barroco de la zona; o la iglesia de las Almas Santas, cuya cúpula sigue derribándose un poco más cada vez que se produce una nueva réplica del terremoto.
También fue catastrófica la situación del Archivo de Estado, cuya sede, el Palacio del Gobierno, quedó completamente destruida.
Otro de los monumentos golpeados fue la Fortaleza Española, construida en 1534 por los gobernadores españoles y en la que se encuentra el Museo Nacional. El terremoto también derribó parcialmente la Puerta Nápoles, que fue erigida en 1548 en honor del emperador Carlos V.


No hay comentarios:

Publicar un comentario