sábado, 8 de agosto de 2009

La tragedia de Marcinelle

El 8 de agosto de 1956 un incendio en las minas de carbón de Bois Du Cazier, en Marcinelle, cerca de Charleroi, en Bélgica, causó la muerte de 262 personas, de las cuales 136 eran mineros italianos.
En aquel entonces, el Presidente del Consejo de Ministros, Romano Prodi, envió un mensaje a toda la comunidad italiana del mundo estableciendo “Día Nacional del sacrificio del trabajo italiano en el mundo”, en conmemoración de la tragedia de Marcinelle.

Historia

(*)El 8 de Agosto de 1956, poco después de las ocho de la mañana un vagón desplazado en un ascensor desencadenó un terrible incendio. Los mineros huyeron por las galerías hacia el fondo de la mina. Durante semanas, las familias esperaron en vano un milagro, pero solo siete mineros escaparon vivos de aquel infierno.
Medio siglo después, uno de los supervivientes recuerda con emoción a sus compañeros
-Pienso en ellos cada noche, -afirma- hasta cuando duermo; los tengo siempre presentes.
-Lo que sucedió ese día -apostilla la hija y nieta de dos de las víctimas-, no debe suceder nunca más.
Entonces los obreros eran tratados como esclavos, no como trabajadores.
El alto número de víctimas italianas se debió al hecho de que Italia le suministraba a las autoridades belgas mineros a cambio de carbón barato. Tras el accidente, afloraron muchas críticas respecto a la seguridad y la salud de los trabajadores.
Tres años después, hubo una condena simbólica.

(*) Nota publicada por Euronews el 08/08/06 al cumplirse el 50 aniversario de la tragedia, conmemoración realizada en Bélgica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario