viernes, 27 de noviembre de 2009

Florencia, mucho más que una postal


Florencia (Firenze en italiano) es una ciudad situada al norte de la región central de Italia, capital y ciudad más poblada de la provincia homónima y de la región de Toscana, de la que es su centro histórico, artístico, económico y administrativo. Posee 367.628 habitantes (2009), y es el centro de un área metropolitana de aproximadamente millón y medio de habitantes.
Capital de Italia entre 1865 y 1871 durante la Unificación italiana, en la edad media fue un importante centro cultural, económico y financiero. Conoció su época de mayor esplendor tras la instauración del Gran Ducado de Toscana bajo el dominio de la dinastía Médici.
Florencia es el núcleo urbano en el que se originó en la segunda mitad del siglo XIV el movimiento artístico denominado Renacimiento, y es considerada una de las cunas mundiales del arte y de la arquitectura. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982, y en él destacan obras medievales y renacentistas como la cúpula de Santa María del Fiore, el Ponte Vecchio, la Basílica de Santa Cruz, el Palazzo Vecchio y museos como los Uffizi, el Bargello o la Galería de la Academia, que acoge al David de Miguel Ángel.
La ciudad de Florencia se encuentra situada en el centro de una cuenca, rodeada por tres lados de las colinas arcillosas de Cercina que se sitúan sobre el barrio de Rifredi y el hospital de Careggi al norte, por las colinas de Fiesole al noreste, de Setignano al este, y de Arcetri, Poggio Imperiale y Bellosguardo al sur. La llanura sobre la que se encuentra la ciudad es atravesada por el río Arno y por otros cursos de agua menores como el Mugnone, el Terzolle y el río Greve.
El Área metropolitana de Florencia, Prato y Pistoia es un área densamente poblada que comprende la totalidad de la Provincia de Florencia, de Prato y de Pistoia. Las zonas llanas del área metropolitana constituyen espacios altamente modificados por el ser humano, con amplios sectores industriales y comerciales, en los que los espacios naturales son muy reducidos. Las zonas de colinas adyacentes a la ciudad cuentan desde hace siglos una vocación fundamentalmente agrícola y habitacional, y sus bosques originarios han sido reducidos de forma drástica por la actividad humana, especialmente en las zonas al sur y al este de la ciudad. Existen zonas húmedas hacia el oeste de la ciudad siguiendo el curso del río Arno.

Clima

Florencia se clasifica como un clima continental templado. Sus veranos son muy calurosos y secos, con temperaturas que superan en ocasiones los 35 °C e incluso los 40 °C. Sus inviernos en cambio son frescos y húmedos, pudiendo bajar la temperatura por debajo de 0 °C. La pequeña cantidad de lluvia que cae en verano es de tipo convección, mientras que la mayor parte de las precipitaciones se producen a lo largo de la primavera y del otoño, en esta segunda estación pueden ser especialmente abundantes.

Fuente: wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario