domingo, 23 de mayo de 2010

Casarse en Verona

Hay ciudades donde proclamar al viento nuestro amor eterno por nuestra pareja. Si Paris es la ciudad del amor, o Roma la ciudad eterna, Verona es la ciudad por excelencia de Romeo y Julieta. Su historia de amor llevada hasta el extremo de la muerte es una de las relaciones más dramática a la vez que reproducida.
Pues bien, Verona, consciente del potencial turístico que supone Romeo y Julieta, ha puesto en marcha una iniciativa para celebrar bodas en los lugares más emblemáticos de la ciudad. Por un “módico” precio, los amantes más exagerados pueden llevar a cabo el casamiento en la casa de Julieta.
La ceremonia es totalmente legal y vinculante, auspiciada por el ayuntamiento de Verona, que legitima la boda mediante la firma de los documentos en el registro civil tras la ceremonia en uno de los lugares emblemáticos de la ciudad.
Otros lugares donde podemos llevar a cabo la ceremonia son La Capilla de los Notarios,la Loggia Barbaro, la Sala Arazzi (Sala de tapices) o la Sala Guarienti.
Esta moda de celebrar bodas en el extranjero, lejos de curiosos, y con apenas un par de testigos y familiares está en pleno apogeo. Algunos son lectores de Federico Moccia, y buscan retratarse en el Ponte Milvio de Roma, donde los amantes de su libro “Ho voglia di te” (Tengo ganas de ti), y de la película ponían un candado con sus nombres, sellando su amor eterno. Esta acción “algo pastelera” incitó a miles de jóvenes italianos que imitaron a los personajes del best seller, ocasionando un problema ya que en poco tiempo apenas había espacio para poner más candados.
Verona, busca atraer a las parejas que quieren casarse con una escenografía casi de película, dentro de la casa de Julieta, donde Romeo bebía los vientos debajo de su balcón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario