miércoles, 8 de diciembre de 2010

Italianos prefieren árboles navideños naturales

Llega el momento de comprar el árbol de Navidad y son muchos los italianos que quieren respirar el perfume de las fiestas colocando un abeto natural en lugar de las diferentes imitaciones plásticas. Según Coldiretti, la asociación que reúne a los productores agrícolas italianos, este año se comprarán en Italia por lo menos seis millones de árboles naturales para la Navidad, una inversión de alrededor de 140 millones de euros.
Los abetos utilizados como adorno de Navidad provienen en el 90 por ciento de los cultivos de los viveros en esta etapa del año y son producidos por más de mil empresas agrícolas especializadas, que ocupan al menos a 10.000 trabajadores. El costo de comprar un árbol "verdadero" varía notablemente pues va desde los 10 euros hasta los más de 500, según las dimensiones, la variedad y la maceta o vaso en la que está ubicado.
Los árboles naturales, informó Coldiretti, son cultivados sobre todo en terrenos marginales que de otro modo estarían abandonados, y contribuyen a mejorar la situación hidrogeológica de las colinas y a combatir la erosión y los incendios. La compra de un árbol "made in Italy" ayuda por lo tanto al ambiente y a la economía nacional, aunque se registran importaciones de países del este europeo, en particular Rumania, que a menudo llegan transportados por medios contaminantes.
Coldiretti propuso una serie de consejos para elegir el árbol adecuado para cada casa.
El primero es hacer la compra con algunos días de anticipación para darle al árbol tiempo de adaptarse al nuevo ambiente. También se recomienda elegir árboles autóctonos y de la altura justa para la casa, sin buscar la planta perfecta, porque cada ejemplar suele tener menos ramas en la parte que creció mirando al norte. 
En el interior de la casa, el árbol debe ser ubicado en un lugar luminoso, fresco, alejado de las fuentes de calor, al reparo de corrientes de aire o viento. Deben evitarse también los adornos muy pesados para no partir las ramas y es mejor no arrojarle nieve sintética o colorantes en aerosol porque el árbol está vivo y respira. La tierra de la maceta o vaso debe mantenerse húmeda, pero no excesivamente. Al finalizar las fiestas, si no existen las condiciones para plantar el árbol en el jardín, hay que informarse si hay centros de recuperación cercanos. A menudo, los viveros que los venden, las comunas u otras entidades conocen centros de recuperación para los árboles, donde se los saca de la maceta para plantarlos nuevamente.

(ahoraitalia.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario