sábado, 22 de enero de 2011

El día Internacional de la comida italiana se festejó en La Boca


A PROBAR. DONATO, ENTRE LOS PARTICIPANTES QUE PRUEBAN LOS PRESTOS RECIÉN HECHOS EN LOS MORTEROS.


(Diario Clarín) El mismo chef que hasta hace un par de años cocinaba las salsas para Silvio Berlusconi en Roma se lució ayer en La Boca y consagró al suyo como el mejor pesto genovés hecho en la Argentina, en la celebración del Día Internacional de la Cocina Italiana.
Leonardo Fumarola –italiano de La Puglia, con un par de años viviendo en Buenos Aires– resultó el ganador del concurso que se realizó al mediodía, con el liderazgo del mediático y carismático del chef Donato de Santis. Entre turistas y puestos de artesanías, en la esquina de Caminito y Del Valle Ibarlucea, se instaló una mesa con todos los ingredientes y los utensilios, en los que la estrella fue el mortero de mármol, imprescindible –según Donato– para trabajar con la albahaca como corresponde.
La gente que paseaba por el lugar observó con curiosidad la competencia y los más afortunados se llevaron un pequeño plato de pasta al pesto –bien al dente , como les gusta a los italianos– y hasta un porrón de birra Moretti, la popular cerveza de la península.
“A Berlusconi le gusta el pesto sin ajo y sin cebolla”, reveló un ratito más tarde Fumarola, en lo que, a juzgar por las últimas noticias de Il Cavaliere, podría venir a desmitificar la influencia de esos vegetales en la virilidad.
De todas maneras, el dato le planteaba al chef un desafío más urgente, que era cómo darle sabor a un pesto sin utilizar ajo ni cebolla. “La fórmula era poner mucha panceta y berenjena”, explicó Fumarola, quien cocinó para el premier italiano en comidas que les ofreció a líderes mundiales como George W. Bush y Tony Blair. En esas ocasiones, la pasta asciutta se servía en el Palazzo Chigi con tres salsas –pomidoro, cuatro quesos y pesto– para reproducir los colores rojo, blanco y verde de la bandera italiana.

En todo el mundo
El Día Internacional de la Cocina Italiana se celebró el lunes 17 de enero en Buenos Aires simultáneamente con otras ciudades del mundo, como Nueva York, Moscú, Río de Janeiro y Sapporo (Japón), donde también se cocinó el pesto genovés de acuerdo a su receta original .
Fue la cuarta edición y, en las tres ocasiones anteriores, las comidas elegidas fueron pasta allá carbonara, risotto allá milanese y tagliatelle al ragú bolognese. Esta vez, cuando la elección recayó en el pesto genovés, no se dudó de que en la Argentina el escenario indicado fuera La Boca, refugio de los xeneizes (genoveses), según indicó Donato de Santis. El explicó que la idea de celebrar el Día Internacional de la Cocina Italiana y servir un plato que respete su receta original surgió de la necesidad de combatir las deformaciones que la cocina de la península ha sufrido a lo largo del tiempo en los distintos países del mundo.
De Santis integra una red virtual de 900 cocineros, gerentes de restoranes y sommeliers italianos que trabajan en 70 países del mundo, fundada en 2011.
Leonardo Fumarola –quien cocinó para los casamientos del ídolo del calcio Francesco Totti y del actor de Hollywood Tom Cruise– explicó algunos secretos del verdadero pesto genovés.
No se hace sin ajo, como le gusta a Berlusconi, pero sí con poca cantidad . “Si uno le pone mucho ajo –enseñó–, ese sabor termina superando al de albahaca y eso nunca debe suceder”. El otro detalle es que el aceite de oliva debe agregarse “de a poquito durante la cocción y la mayor cantidad debe echarse a lo último”.
Gracias a su triunfo en la competencia del lunes se ganó un puesto en la final, que se realiza en Italia en marzo de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario