martes, 1 de marzo de 2011

Italia un país unido por las divisiones ¿llevarían la cinta tricolor?

La unificación de Italia nunca ha dividido tanto a los italianos.Falta menos de un mes para ,el 17 de marzo y el debate entre los que levantarán la bandera con orgullo y los que, en cambio, lo rechazarán a favor de su "independencia" ha entrado en pleno en la polémica del país. El gobierno lo reconoce como día de fiesta, pese a que los ministros de la liga Ministros hicieron "barricadas", hablando incluso de "locura inconstitucional."
Sin embargo los leguistas non son los únicos en pponerse a la celebraciómn del 17 de marzo, día, en que Vittorio Emanuele II de Saboya fue proclamado rey de Italia unida en Turín en 1861. Son los "independentistas", los que atraviesan toda la península, desde los separatistas del Tirol del Sur-Tirol a los "patriotas", de Cerdeña y Sicilia.
Amenudo pasa que las páginas de este periódico, se llenan de comentarios de quienes anhelan una nación de Sicilia. No hay nada que discutir sobre algunos aspectos de la historiografía revisionista del Risorgimento, en la que aparece una Sicilia devastada por los Saboyas y privados de su libertad, pero la historia es una materia compleja y estratificada, y nunca debe de verse en un único sentido.
Respetamos los sentimientos de aquellos que, desde Sicilia, Cerdeña y Trentino-Alto, no se sienten italianos, cada uno es libre de pensar lo que quiere: el debate sigue abierto. Pero negar que la isla, por diversas razones, sea Italia en todos sus aspectos,es sumamente un error histórico, además de ser una actitud intelectualmente deshonesta. Ciertamente este no es el lugar para repasar todas las relaciones históricas, geográficas y culturales que hacen de Sicilia, una Italia completa. Hay que destacar , que fueron muchas las personalidades que definieron a Sicilia como la esencia de Italia, en primer lugar Wolfgang Goethe, que después de su viaje a lo largo de la bota, en la segunda mitad del siglo XVIII, escribió: "Italia, sin Sicilia no deja ninguna imagen en la mente: porque aquí está la clave de todo. "
Ciertamente, no basta con citar, por más ilustre que fuese, la frase de Goethe para formar la unidad de un país. Sin embargo, no siempre la unión hace la fuerza. Italia es un país que ha vivido, y vive con su regionalismo brillante, y una nación que ha llegado a su unidad institucional mucho después que otros países europeos. "Es una menor de edad", como lo definió hace unos días en Sanremo Benigni, refiriéndose sarcásticamente al Rubygate Es normal,que aún no se tenga la percepción de vivir en un Estado unitario, como podría ser Francia o España, con historias muy diferentes detrás de ellos.
Pero la belleza peculiar de Italia se debe a su diversidad de culturas que se cruzan. Y en este viaje perfecto, Sicilia desempeña un papel relevante. Incluso Auguste Comte, el padre del positivismo, señaló que la división de Italia en pequeños estados era una ventaja y no un defecto, como se lee en un breve ensayo de Lévi-Strauss publicado en www.doppiozero.com. ¿Quién dijo, que la unidad no pueda pasar por la división, lo cual no implica una secesión, sino por el contrario, una mayor conciencia de una identidad peculiar dentro de un mismo contexto cultural e histórico?
El 17 de marzo, llevaremos la cinta tricolor, y lo haremos comosicilianos, no por patriotismo retórico, sino por elección cultural. El que quiera llevar la cinta de color amarillo y rojo con la hermosa Trinacria (que en última instancia, quieren eliminar), que lo haga, pero : seguirá siendo italiano.

¿Llevarían la cinta tricolro el próximo 17 de marzo,?

Exprese su opinión, al participar en la siguiente encuesta.

(Ahora Italia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario