martes, 19 de abril de 2011

Tradiciones culinarias en Semana Santa

La Semana Santa en Italia pone en escena más de 3.000 representaciones vivientes. De norte a sur es un suceder de procesiones, ritos religiosos, fiestas populares, espectáculos sacros, tradiciones folklóricas y una gastronomía típica de primer nivel.
Alguero, Barile, Firenze, Sicilia, Sulmona, Valmontone, Roma, Nápoles… cada gran ciudad o cada pequeño poblado cumple con los ritos que marca la tradición.
Durante toda la Semana Santa ciudades enteras salen a las calles para conmemorar la Pasión y la Resurrección Cristo.
Durante la noche del Viernes Santo, las calles iluminadas por faroles, son atravesadas por procesiones.
El día de Pascua todo se trasforma en alegría, en un vuelo de palomas, para dar Gracias a Cristo resucitado.
La fiesta de Pascua, está ligada al resurgimiento de la naturaleza. Sus lejanos orígenes se vinculan al agradecimiento a la natura que renace y que vuelve a brindar las delicias de la tierra.
Hoy, como entonces, encontramos sobre la mesa las espigas transformadas en pan, los vegetales, los huevos, el cordero, irrenunciables y característicos alimentos de esta fiesta en Italia.
El huevo es un elemento infaltable. La Pascua de Resurrección es la “Pascua del huevo’” porque este alimento es el símbolo de la vida que se renueva, un augurio de fertilidad.
En el huevo y el pan se inspiran las tortas saladas y verdes como la torta Pascualina, antiguo plato genovés. La torta de Pascua de queso es originario de Umbría, la “crescia di Pasqua” marchegiana y las pizzas al queso mozzarella rellena de huevo, pecorino (queso de cabra) fresco, harina y aceite de oliva.
La colomba pascual o paloma de pascua es un típico dulce de pascua, así como el panettone y pandoro están asociados a las tradiciones gartronómicas navideñas.
La leyenda quiere remontarse en el tiempo el origen de este pastel a la Pascua Lombarda, y al rey lombardo Alboino que durante el asedio de Pavia se le ofreció en signo de paz, un pan dulce en forma de paloma (colomba), o relacionados con la participación de una leyenda de la reina lombarda Teodolinda y el santo abate irlandés San Colombano; los orígenes de esta culminación, ahora esencial, de las mesas de Pascua son mucho más recientes
Fue Dino Villani, director de publicidad de la empresa con sede en Milán Motta, célebre por sus pandulces o pantteones navideños, en los años 30 del 1900, para disfrutar los mismos manjares, creó este dulce semejante al panettone, pero destinado a las fiestas de Pascua.
Desde entonces la paloma de Pascua (colomba pasquale) voló hasta la mesa de todos los italianos, haciendo las delicias de grandes y de pequeños.
El lunes del Angel o lunes de Pascua se llama popularmente Pasquetta Pascueta, es el día posterior a la Pascua.
Su nombre proviene de que en este día se recuerda el encuentro, junto al sepulcro, del ángel con María Magdala, María madre de José y Salomé.
El lunes de Pascua es civilmente un día festivo, introducido después de la guerra, y que fue creado para prolongar la semana santa.
El lunes del Angel, en Italia, generalmente transcurre junto a familiares o amigos con una tradicional excursión o pic-nic al aire libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario