lunes, 4 de abril de 2011

Recuerdo de Josè Tangorra un santermano en Tandil

El 12 de marzo 2011 falleciò, en Tandil en Argentina, Josè Tangorra.
El nació en Santeramo in Colle el 16 de julio de 1929.
Lo vi la primera vez en Fiumicino, en mayo del 2006, en la circunstancia de su venida a Santeramo, de la Argentina, junto al Agrupaciòn Coral: ”I Nostalgici della Canzone”.
Fue la primera persona en entrar al hall del aeropuerto, con su filmadora sobre los hombros.
El "operador" Pepino Tangorra quiso filmar todo, porque cada momento pasado en Italia tuvo que ser inmortalizado. Apenas me vio me preguntó en perfecto dialecto santermano:
" Chico y tú quién eres?"
"Soy Michele Nuzzi, colaboro con Partecipare, el diario de Santeramo."
Me abrazó como a un pariente cercano no visto desde hace muchos años y agradeció la redacción de Participar para siempre tenerlo al tanto sobre las noticias de nuestro país.
A su regreso a Argentina, después de esta breve estancia en Santeramo, se metió enseguida en contacto telefónico con la redacción de Partecipare.
Cada miércoles, por la tarde, quiso llamarnos por teléfono.
Supo bien el horario exacto de cuando pudiera hacerlo y se detuvo de bueno gana a hablar en dialecto sea conmigo que con el director del periódico.
El director Josè Silletti lo escuchaba con gran placer por aquel su habla auténtica,
no alterada por modernismos y buscó, como actual maestro de dialecto a la Universidad de la Tercera Edad, trato de tomar algún dicho o frase en desuso en nuestra lengua vernácula.
Luego, siempre en dialecto, el director de Partecipare dedicó a el una poesía:
“Amor lejano, a Josè Tangorra, emigrado a Argentina”.
Esta poesía también fue publicada sobre Partecipare n.369 de abril de 2009.
Siempre fue su gran deseo de volver a Santeramo .
En efecto al principio de cada año programaba su llegada por la fiesta de Sant'Erasmo, que se desarrolla en Santeramo in Colle el 2 de junio.
En cambio, luego, muchos motivos se lo impidieron, entre cuyo los achaques debidos a la edad.
No dejó a él para retrasar su sueño el año siguente.
Sucesivamente lo conocí mejor, más de cerca, durante mí viaje a Tandil, junto a Vito Morgese, en el febrero del 2009, por la intitulación en esta bonita y acogedora ciudad argentina en provincia de Buenos Aires, de una plaza dedicada a Santeramo en Colle.
Durante mi permanencia en Argentina a menudo lo encontré.
Una tarde me invitó a dar un paseo a Plaza Independencia, al centro de la ciudad de Tandil,
como si estuviéramos en la villa municipal de Santeramo.
Nos sentamos sobre un banco y empezó a contarme un poco de su vida.
Era un joven de veinte años cuando llegó a Tandil junto a su padre, después de veinte días de barco, el 6 de enero de 1950. El padre fue obligado a vender una casa en Santeramo, en calle Padre Clemente, para pagarse los dos billetes del viaje sólo ida a Argentina.
Fueron tiempos realmente duros aquellos de la posguerra, la única salida para sobrevivir fue la emigración. No dio mucho tiempo de su llegada a Tandil que llamaron el resto de la familia, los tres hermanos y la madre.
Su familia se juntò de nuevo en esta ciudad sudamericana.
Josè fue albañil junto a su padre y se convirtió en propietario de algunos departamentos,
en Tandil y en Buenos Aires.
También en Mar del Plata, se compró un departamento.
Con frecuencia iba a la playa en esta localidad costera, para examinar el Océano Atlántico,
imaginando de poder ver más allá del horizonte el deseado pueblo de Santeramo in Colle.
Después de unos años vendiò la casa: la emoción fue siempre fuerte cada vez que volvió la mirada hacia el mar.
En el jardín de su casa en Tandil se pueden oler todos los perfumes de nuestra Murgia.
(La Murgia es un territorio de Puglia. Santeramo in Colle se encuentra 514 metros sobre la parte más alta). Hay dos árboles de cerezas, dos de higos, menta y achicorias salvajes, orégano,
hierbas perfumadas qué un poco a la vez transportó en su maleta durante sus viajes de Santeramo en Argentina.
Sobre su coche, un Fiat Duna construcción 1994, "qué funciona a la maravilla”, como él mismo afirmó, es bien visible el escudo de armas de la ciudad de Santeramo.
Sobre su filmadora fue pegado el logo de TRC, nuestra emisora santermana, que hoy día , gracias a internet, es posible verla en todo el mundo.
Intenté hacerle algunas preguntas en español. Siempre me contestó, en perfecto dialecto santermano: "Habla como te enseñò tu madre. Cuando estoy con una persona de mi pueblo, me gusta imaginar de vivir, en aquel momento, en Santeramo."
A mi pregunta si le gustaria regresar a, Santeramo, me contestó: " Después de muchos años fuera de la propia patria, se convierte en forasteros sea en Argentina que en Italia. Aunque aquí la mayoría de los habitantes tenemos raíces italianas."
Ésta fue su familia:
la mujer Maria Lily, ama de casa, cuyo papá con orígenes genoveses y la madre de Udine,
la hija Cecilia, licenciada en Psicología y periodista. Colabora con la Radio de la Sierra de Tandil.
El otro hijo, Juan Carlos, es licenciado en Turismo y es el titular de una encaminada agencia de viajes en Tandil.

Michele Nuzzi, Periodista de Partecipare, periódico de Santeramo in Colle.

-----------------------------------------------------------------------------------------------

Una composizione di Giuseppe Silletti per un santermano al di là dell’oceano.
(en italiano y español)

AMORE LONTANO
a Peppino Tangorra emigrato in Argentina

Se tutti i giorni tu,
potessi correre scalzo sulla sabbia
di una spiaggia larga e lunga
sulla riva del mare
con la speranza di scorgerla in lontananza
dopo tanta acqua
su un’altra riva
per abbracciarla con gli occhi
sentendo il cuore tuo battere forte…

E se il mare si abbassasse
e l’orizzonte
(confine tra mare e cielo)
più lontano si spostasse
tanto da vederla la tua città…

Allora tu saresti stato contento
di averla di nuovo trovata
Per non lasciarla più
Santeramo tua.
Giuseppe Silletti

Una composición para un santermano
más allá del océano.
Traducción en español de Michele Nuzzi

AMOR LEJANO
a Josè Tangorra emigrado a Argentina

Si todos los días tú,
pudiera correr descalzo sobre la arena
de una playa ancha y larga
en la ribera del mar
con la esperanza de divisarla en la lejanía
después de mucha agua
sobre otra ribera
para abrazarla con los ojos
sintiendo tu corazón golpear fuerte…

Y si el mar se rebajara
y el horizonte
(confín entre mar y cielo)
más lejano se desplazara
de modo de ver tu ciudad…

Entonces tú habrías estado contento
de tenerla de nuevo encontrada
Para no dejarla más
tu Santeramo.
Giuseppe Silletti


Testo originale in dialetto santermano

AMÓRE LUNDÄNE
a Peppine Tangorre frastire all’Argendine

Ci tutte i dí tu putasse fusce
scalze sop’a räne
de na spiaggie làrie e logne
a ripe du märe
cla sperànze
de spennarle alla lundäne
dopo tanta iacque
sop’a n’alta ripe
p’abbrazzarle chéll’occhiere
sendénne u core tu batte forte…

E ci u märe s’avasciásse
e u cumbine cu cjile
chiù lundäne se spustasse
tande de vedérle u paise tu…

Tanne tu jéra jésse cundénde
d’avérle arréte acchiäte
pe na lassarle chiù
Sandérme tue.

Giuseppe Silletti

2 comentarios:

  1. EN NOMBRE DE TODA MI FAMILIA, DOY GRACIAS A TODOS USTEDES POR ESTE RECUERDO A UN HOMBRE QUE SUPO HONRAR LA VIDA...
    UN AFECTUOSO ABRAZO,
    CECILIA TANGORRA.-

    ResponderEliminar
  2. Gracias Cecilia por comunicarte con nosotros, cariños!

    ResponderEliminar