martes, 31 de mayo de 2011

La Presidenta visita Italia

(AFP) ROMA — La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, inicia por primera vez este martes una visita clave de cuatro días a Italia con el fin de reactivar las relaciones entre los dos países y enterrar las tensiones del pasado reciente.
La última visita de un mandatario argentino a Italia fue en 2002, cuando Eduardo Duhalde celebró una gira que también le llevó a España.
Desde entonces las relaciones entre Italia y Argentina se enfriaron y estuvieron prácticamente congeladas en los últimos años por el caso de los cerca de 180.000 italianos poseedores de los llamados "tango-bonds" que habían perdido sus inversiones tras la declaración del cese de pagos de la deuda por parte de Argentina en el 2001.
Pese a pertenecer a sectores políticos opuestos, los gobiernos de Silvio Berlusconi y Cristina Kirchner iniciaron en diciembre pasado un proceso de deshielo de sus relaciones tras la visita a Roma del canciller argentino Héctor Timerman y la sucesiva a Buenos Aires de su homólogo italiano, Franco Frattini.
La presidenta Kirchner llegará el martes a Roma proveniente de México para participar en las solemnes celebraciones del jueves por el 150 aniversario de la Unificación de Italia, a las que asisten unos 40 mandatarios y jefes de Estado.
Cristina Kirchner se reunirá un día antes, el miércoles, con el presidente de la República, Giorgo Napolitano, y tiene programado un almuerzo de trabajo con el primer ministro Silvio Berlusconi en la sede de la jefatura de Gobierno, Palacio Chigi.
El encuentro con el multimillonario primer ministro se celebra en un momento delicado tras la humillante derrota sufrida por Berlusconi el domingo y lunes en las elecciones locales de Milán, su feudo electoral y en Nápoles.
Pese a los escándalos sexuales y judiciales que han afectado su popularidad, Berlusconi cumplirá una agenda apretada de encuentros y el mismo día recibirá también a la presidenta suiza Micheline Calmy-Rey y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien prepara su reelección al mando de la organización internacional.
Con el apretón de manos entre Berlusconi y Kirchner se abre "una nueva etapa" en las relaciones entre los dos países, que tiene como objetivo fomentar el intercambio en sectores tales como la economía, la ciencia, la tecnología y la cultura, explicaron fuentes diplomáticas.
Un intercambio reanudado a través de un acuerdo bilateral, y que busca cerrar definitivamente el caso de los ahorristas.
Pese a ello, un grupo de bonistas italianos y extranjeros que no quiso acogerse al acuerdo propuesto por el gobierno argentino intenta organizar una manifestación de protesta en la capital.
Argentina quiere "diversificar" y "vigorizar" el intercambio comercial entre los dos países por lo que organizó para estos días 500 encuentros empresariales con la participación de más de 100 empresas argentinas, indicaron fuentes diplomáticas de ese país.
Para completar su visita, la presidenta Kirchner inaugurará el viernes 3 de junio el pabellón de Argentina de la Bienal de Arte de Venecia, con una instalación en los espacios del Arsenal.
El presidente de la Fundación de la Bienal de Venecia y el director de la Fundación Exportar suscribirán un convenio de comodato del espacio permanente de Argentina en Venecia.
"Argentina participa en la Bienal desde 1901", recordaron fuentes diplomáticas, que programaron también la retrospectiva "Memoria y Libertad en el Arte Argentino del Siglo XX" en la galería del Ca Giustinian, con obras de artistas que han expuesto en esa prestigiosa muestra internacional en el curso de su historia.
La jefa de Estado regresará a Argentina el viernes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario