martes, 19 de julio de 2011

Modica: una ciudad declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO


De aquirtectura barroca, la ciudad forma parte de la provicia de Ragusa-en Sicilia- y se destaca por encantador centro histórico en la se encuentra la iglesia de San Jorge.
El centro se divide en dos zonas urbanas Modica inferior y la superior, en las laderas de la montaña, con preciosos caminos empedrados.
Modica fue uno de los feudos más importantes de la época baronial siciliana. Lo atestiguan las iglesias, monasterios y palacios de la ciudad.
El recorrido suele comenzarse por la Modica inferior hasta llegar a la iglesia de Santa María della Grazie y al convento de los padres Mercedari. Ambos son de estilo barroco con hermosas decoraciones en sus fachadas. No hay que perder el Auditorio Campailla con bellas gárgolas decoradas en su fachada. Vale la pena apreciar la plaza Príncipe di Napoli donde existen dos arterías que nacen de ella. La plaza está dominada por un abrupto donde el antiguo castillo fue construido. Siguiendo una de las arterias que salen de la plaza, vía Marchesa Tedeschi, se llega al Ayuntamiento que se halla junto a la iglesia de San Domenico y otro convento. Más adelante la iglesia de Santa María de Belén que hoy en día se trata de un monumento nacional.
La visita de Modica inferior termina con la catedral de San Pedro con sus espectacular puesta en escena con los apóstoles presidiendo la gran escalinata.
Es un ejemplo simbólico del estilo barroco de iblea con su imponente fachada en línea con el Mediterráneo. La gran escalinata está protegida por las esculturas de los apóstoles y su interior esta compuesto por tres naves divididas por pilares con capiteles corintios. Sin duda, es una de las catedrales más bonitas de Sicilia.
Modica superior se destaca por la iglesia de San Jorge, un de las piezas claves del barroco de Modica, tanto su interior como los detalles en su fachada están decorados con bellas esculturas.
Hay multitud de palacios, iglesias y casas nobles que pueden visitarse en Modica y por supuesto,hay que aprovechar del chocolate de Modica,un chocolate que todavía se hace al antiguo estilo que los españoles importaron desde México.
Ahora Italia

No hay comentarios:

Publicar un comentario