lunes, 29 de agosto de 2011

Aproximación al pensamiento complejo y organizaciones

Mi objetivo es alcanzar al lector elementos básicos que nos hagan reflexionar y preguntarnos sobre cuestiones cotidianas que se viven hoy cuando de participa en las organizaciones. Es un humilde aporte para tornar más provechosa nuestra experiencia y abrir posibilidades a otros interrogantes.
Si bien existe un pensamiento complejo, éste es un pensamiento donde siempre está presente la dificultad. En el fondo quisiéramos tener siempre ideas simples, leyes y fórmulas simples, para comprender y explicar lo que ocurre alrededor nuestro y en nosotros. Pero como esas fórmulas y esas leyes simples son cada vez más insuficientes, estamos siempre confrontados al desafío de la complejidad.
¿Cuándo y donde hay complejidades? Dondequiera se produzca un enmarañamiento de acciones, de interacciones como por ejemplo en una Organización y ese enmarañamiento es tal que ni siquiera una computadora de última generación podría captar a todos los procesos en curso.
No cabe duda de que nuestra sociedad se está haciendo crecientemente más compleja y complicada y que muchas veces hoy moverse teniendo como eje los vínculos sociales, éstos se tornan problemáticos. Generalmente los distintos grupos de interés que lo conforman pugnan por satisfacer sus necesidades en el marco de intereses contrapuestos por un modelo de dominio que se traduce en intereses políticos, económicos, sociales, etc.. Esta problemática se da en la mayoría de las organizaciones, hoy, debido a que la inequidad del modelo o modelos vigentes, tales como globalización, pauperización laboral, xenofobia creciente, violencia socavan la confianza entre miembros de organizaciones similares y miembros de una misma organización, así se destruye el capital social, agotándose la buena voluntad de líderes y miembros laboriosos.
Mientras esto acontece es necesaria la creación y mantenimiento de Organizaciones socialmente inteligentes basadas en valores de equidad y solidaridad, capaces de gestionar sus estrategias y políticas sociales, que puedan resolver sin tanta sobrecarga sobre unos pocos, y dialécticamente las tensiones en cualquier circunstancia y bajo la presión de un contexto generalizado hostil,
Se ha analizado desde la Sociología que la inteligencia social de una organización trasciende el plano de la inteligencia social de sus integrantes, y se manifiesta en sus prácticas externas e internas. Las orientaciones que de ella emanan son de cumplimiento inexcusable para sus miembros. Y estos se transforman en sujetos morales en tanto deben conformarse a normas básicas preexistentes (Michel Foucault 1984).
Volviendo al concepto de pensamiento complejo, éste es una forma imprescindible para poder interpretar y ser colaborador de una organización.
El ejemplo más hermoso proviene de la meteorología y se lo conoce con el nombre de “efecto mariposa”: una mariposa que bate sus alas en Australia puede, por una serie de causas y efectos puestos en movimiento, provocar un tornado por ejemplo en Bs, As. Esta complejidad tiene que ver con lo que Pascal había visto muy bien: “Todas las cosas son ayudadas y ayudantes, y todas están ligadas entre sí por un lazo que conecta unas a otras, aún las más alejadas cosas. En esas condiciones- agregaba Pascal-considero imposible las partes si no conozco el todo, pero considero imposible conocer el todo si no conozco las partes”.
Acredito desde este lugar a investigadores tales como Edgard Morin: Ilia Prigogine, Stancanelli.

Por Nora Cati

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada