martes, 6 de septiembre de 2011

Viveré soñando

"Argentina, tierra de hermanos, pusiste en tu suelo un hogar para cada SUEÑO..."

El 4 de septiembre de 1812, el primer Triunvirato firmó un decreto que decía "(...) el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio (...)" De esta forma la República Argentina abrió sus fronteras a los inmigrantes de cualquier parte del mundo que quisiesen vivir en este suelo.
La Constitución de 1853 en su Prólogo, también hace referencia a "todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino". La llegada de los inmigrantes al país respondió a patrones mundiales de flujos de población. La mayoría de ellos abandonó su patria lanzándose literalmente a la aventura, pues ignoraban casi todo de su lugar de destino.

En homenaje a nuestros inmigrantes, compartimos un poema enviado por la profesora Nora Cati de Paraná, Entre Ríos.

"Vívere sognando"-Francesco Maccarone-

Ragazzo ti sognai Leonforte

ti sognai umile,ti sognai piccola.fosti un enigma,fosti un misterio;

ti sognai in mille forme,

sempre fosti un sogno...


Ti cercai nell´atlante e non potei trovarti.

Ma un giorno ti conobbi,terra amata,

e tutto fu come un sogno...


Da allora sei nei miei pensieri,

Mi hai forse stregato, Leonforte.

che sempre sei nei miei sogni...?


Sogno la casa di mia madre

e aquella bianca di mio padre.

finché vivró continueró a sognarti...


No hay comentarios:

Publicar un comentario