sábado, 22 de octubre de 2011

La Asociación Italiana de Bariloche celebró sus noventa años

Después de tener que postergar los festejos de julio debido a la erupción del volcán, el domingo más de 130 integrantes y amigos de la entidad pudieron por fin conmemorar sus 90 años de historia en Bariloche. Lo hicieron con un almuerzo familiar, un espectáculo de música italiana y un homenaje a sus socios más antiguos.El domingo pasado se realizó el festejo por el 90º aniversario de la Asociación Italiana de Bariloche. Más de 130 personas, entre socios y amigos, se reunieron para celebrar la historia de la entidad sin fines de lucro que desde 1921 promueve la cultura italiana en la ciudad.
Durante el encuentro, además de compartir un almuerzo, se entregaron medallas de plata conmemorativas a aquellos socios que ya llevan 30 años en la institución. Además, los presentes disfrutaron del espectáculo de Fiorella Acri, quien viajó especialmente desde Buenos Aires para compartir un show de música italiana, interpretando desde los viejos clásicos hasta las melodías contemporáneas que suenan hoy en Italia.
El aniversario propiamente dicho se conmemoró el 3 de julio, pero la celebración tuvo que ser postergada en ese momento por la emergencia desatada a raíz de la erupción del Cordón Caulle-Puyehue.
Ahora, por fin, la Asociación pudo concretar el festejo por sus 90 años de historia, desde su fundación en 1921 como una sociedad de socorro mutuo, hasta su presente como entidad cultural, que sostiene desde 1980 al Instituto Dante Alighieri.
La celebración fue doble, ya que las familias aprovecharon que el evento coincidió con el Día de la Madre para reunirse en la sede. Algunos de los miembros de la Asociación, incluso, compartieron las mesas en pleno, con casi todos sus integrantes. Tal fue el caso de las familias Roncati, Pasqui, Razza, Sbaffoni, Falaschi, Dal Farra y Bértolo, entre otras.

Palabras, música y homenajes

El presidente de la Asociación Italiana, José Pisani, también se dirigió a los presentes con un repaso de estas nueve décadas, las bases y trayectoria de la entidad y su sólida proyección actual.
Mención aparte mereció el espectáculo musical de la artista Fiorella Acri, que con talento, expresividad y belleza revivió tradicionales éxitos de la época de oro de los festivales de San Remo de los ‘60, ‘70, y ’80, conjugados con canciones típicas como Volare, Zíngara y una especial dedicatoria a las madres en su día.
El homenaje se coronó con la entrega de medallas de plata para los socios que en este período cumplieron 30 años integrando la Asociación: Norberto Marinozzi (quien no había podido asistir a recibirla el año pasado), Roberto Stella, Fernando Pasqui, Daniel Pasqui y Mauro Visconti (cuya distinción se guardó para entregársela más adelante, ya que debió ausentarse el domingo).

La historia

La Asociación Italiana de Socorro Mutuo “Nueva Italia” es una entidad sin fines de lucro que desde 1921 funciona en nuestra ciudad como un lugar de encuentro para la comunidad, un espacio en donde cultivar los puntos en común entre dos culturas que van de la mano en tantos aspectos: la argentina y la italiana.
Sus orígenes se remontan a la verdadera epopeya que vivieron tantos inmigrantes provenientes de diversas regiones de Italia, apenas concluido el horror de la Primera Guerra Mundial. Debieron luchar no sólo para ser aceptados e integrarse a un nuevo país, sino también para construir un futuro para sus hijos, sorteando todo tipo de obstáculos.
En ese contexto, la Asociación Italiana de Socorro Mutuo “Nueva Italia” se convirtió en el lugar de encuentro de estos inmigrantes. Los primeros fueron belluneses, pero inmediatamente se fueron sumando otros italianos que venían a concretar sus sueños —y más adelante las nuevas generaciones de hijos de italianos que ya crecieron en tierras patagónicas—. La Asociación fue el espacio en donde se fortalecían los lazos de tantas personas que, en plena posguerra, buscaban un nuevo horizonte en Bariloche.
Así, la Asociación Italiana se fortaleció bajo el espíritu del mutualismo, de la ayuda recíproca, del placer de encontrarse y emprender proyectos en común.
Cabe recordar a algunas de las muchas familias italianas que habitaron y habitan en esta ciudad: Baratta, Capraro, De Pellegrin, Caldart, Longaretti, Penna, Speranza, Gelain, Zilli, Toson, Festa, Razza, De Barba, Del Col, Pison, Collarin, Carniel, Levis, Candeago, Fant, Nogaré, Fanti, Losa, Trinca, Dal Farra y tantas otras.
Esa inmigración tuvo su interrupción como consecuencia de la Segunda Guerra y los italianos que vivían en la zona debieron contentarse con las noticias que les acercaban los parientes y amigos que permanecían en Italia. Cuando finalizó la contienda, un nuevo flujo migratorio llegó a Bariloche. A los recién llegados se los bautizó “i nuovi italiani”. No fue fácil que se entendieran con los “viejos” pero en definitiva, como ellos, habían sufrido una guerra. Estaban unidos por las mismas ganas de hacer, de construir, de buscar la paz y la esperanza.
De la década del ‘50 muchos nombres se recuerdan: Mottes, De Cian, De Min, Dalla Gasperina, Tomba, Roncati, Colussi, Giacori, Dalla Cia, Bértolo, Malagola, Fenoglio, Sbaffoni, Marin, Cattelani, Gressani, Visconti, Bottazzi, Tramontin, Falaschi, Pisani, Pasqui, Di Biase.
Con los nuevos aportes, la Asociación tuvo oportunidad de crecer y transformarse. La nostalgia por el país natal fue dejando paso a la construcción de una nueva identidad argentino-italiana. La Asociación redefinió sus objetivos con ese norte: promover la difusión y el conocimiento de los idiomas castellano e italiano y la cultura de ambos países.
Las nuevas generaciones profundizaron esa transformación. De la mano de los italianos que llegaron en la posguerra y de los hijos de aquellos primeros inmigrantes, llegaron también otros objetivos, saberes y tecnologías, al servicio de un amplio cambio socio-cultural, que encontró en la educación y el aprendizaje un terreno en el que había mucho por hacer.
Esa intención se cristalizó con la fundación en 1980 del Instituto Dante Alighieri, un proyecto educativo de gestión escolar que continuó y profundizó aquella iniciativa original de las Damas de la Asociación, que ya en 1968 habían constituido el Centro Italiano de Cultura en Bariloche.
Hoy, el Instituto Dante Alighieri es un referente en el ámbito educativo local y regional. Lo que comenzó como un jardín de infantes en 1980 es, 31 años después, una escuela sólida, de vanguardia y con una identidad definida, que hoy brinda una formación de alta calidad —en sus niveles Inicial, Primario y Medio— a cerca de 600 alumnos.
A través de este sueño cumplido, la escuela rescata y transmite los mismos valores que la Asociación impulsa desde hace 90 años: el respeto por la vida, la honestidad, la solidaridad, el esfuerzo sostenido y el buen humor. Son los valores que constituyen la identidad de todas las generaciones que —a lo largo de casi un siglo— contribuyeron y contribuyen a pensar, hacer y transformar la realidad de Bariloche.

Gentileza: Instituto Dante Alighieri
Asociación Italiana de Socorro Mutuo "Nueva Italia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario