martes, 10 de enero de 2012

Preocupación de Benedicto XVI por la crisis internacional

(Ahora Italia) El momento actual está marcando un profunda inquietud: la crisis económica, política, social, son una dramática expresión''. Son palabras del Pontéfice ante el cuerpo diplomático acreditado en la Santa Sede.
El Papa se dirigió a todos los embajadores del mundo, destacando que la crisis ha afectado incluso a los países en vía de desarrollo.
''No debemos perder el ánimo- añadió -, pero decididamente rediseñar nuestro camino, con nuevas formas de participación. La crisis puede y debe ser un estímulo para reflexionar sobre la existencia humana y la importancia de su dimensión ética, incluso los mecanismos que gobiernan la vida económica: no sólo para tratar de frenar la pérdida de las economías individuales o nacionales, sino también para proponernos nuevas normas que garanticen a todos la oportunidad de vivir con dignidad''.
En su discurso ante el cuerpo diplomático, habló de Siria y la primavera árabe.
'Siento una gran preocupación por aquellos países que viven constantemente bajo la violencia, en particular Siria, y "ruego que se ponga fin a tanto dolor y comience un diálogo fructífero entre los políticos, favorecida por la presencia de observadores independientes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario