martes, 31 de enero de 2012

Reconocimiento de ciudadanía

EL GOBIERNO ACEPTA EL ORDEN DEL DIA SOBRE LA REAPERTURA DE LOS TÉRMINOS PARA EL RECONOCIMIENTO DE LA CIUDADANÍA A LOS ORIGINARIOS DEL EX IMPERIO AUSTRO-HÚNGARO


Porta: “Que se realice la modificación normativa antes del cambio de
Legisladores”

“El decreto Mil prórrogas examinado por la Cámara de Diputados ha sido la ocasión para re-proponer la exigencia de reabrir los términos , caducados el 31 de diciembre de 2010, para la presentación de las solicitudes de reconocimiento de la ciudadanía de parte de las personas originarias de los territorios que pertenecieron al imperio austro-húngaro”.
El reclamo tuvo origen en el diputado Fabio Porta, electo en la repartición de América Meridional, que ha presentado un orden del día sobre el argumento acogido por el Gobierno.
“Estoy satisfecho de que el Gobierno haya dado la disponibilidad de considerar la reapertura de los términos como una cosa posible. En el Orden del día que he presentado junto a la colega Froner y a otros colegas del PD Exterior, he recordado , entre otras cosas, que solo una parte limitada de los que tienen derecho ha podido obtener el reconocimiento a causa de la lentitud del examen de las solicitudes de parte de la comisión oportuna operante en el Ministerio del Interior. Sin hablar del hecho de que la crónica lentitud de las filas que se realizan en los consulados de América Meridional, donde reside el mayor número de interesados ha vuelto todo más complicado y aún ha disuadido algunos de persistir en su intento.
Admitido el derecho a solicitar la ciudadanía de parte de personas originarias de territorios que han soportado diversas contiendas geopolíticas- ha proseguido Porta- no tiene sentido fijar términos para obtener tal reconocimiento. De hecho, sucesivamente a la ley 379 del 14 de diciembre del 2000. que atañe a los trentinos y a los habitantes del ex imperio austriaco, la ley 124 del 8 de marzo del 2006, que atañe a los habitantes de la ex Yugoeslavia, no ha previsto ningún vencimiento. Por qué no hacer coherentes las normativas para situaciones evidentemente análogas?
Estando en discusión el Mil prórrogas, por razones de procedimiento hemos podido solicitar en esta ocasión solo la prórroga de los términos, mas quizá es el caso de reflexionar acerca de soluciones más orgánicas. De todos modos, el dispositivo de nuestro orden del día, que la Cámara ha hecho propio y el Gobierno ha aprobado, compromete al ejecutivo “a considerar la oportunidad de una iniciativa normativa, de promover en tiempos razonablemente breves, que consienta una ulterior prórroga de los términos de presentación de las solicitudes de reconocimiento de la ciudadanía a beneficio de los originarios de los territorios del ex imperio austro-húngaro”.
Agradezco al Gobierno por su apertura, mas por la ya breve duración de la legislatura actual, auguro que se pase de inmediato a hechos concretos, con una solución legislativa cuidada y eficaz. Por cuanto me atañe, no faltaré en ejercer cada posible solicitud en tal sentido”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario