viernes, 3 de febrero de 2012

Ola de frío polar en Europa: La nieve cierra el Coliseo romano



En Italia, el Ministerio del Interior ha recomendado no viajar si no es estrictamente necesario en las regiones del centro y sur del país, ya que se prevé una nueva ola de frío y nieve en las próximas 48 horas.
La nieve incluso llegó a Roma, donde hacía dos años que no nevaba, aunque ahora se espera que su presencia continúe durante las próximas 48 horas. Los turistas han podido contemplar una insólita estampa de las calles nevadas y la popular Fontana de Trevi cubierta de blanco, mientras que el Coliseo y el Foro romano han tenido que ser cerrados por la nieve y el hielo.
El ayuntamiento de Milán informó este miércoles de la muerte por frío de un hombre de unos 50 años, mientras que Insernia (sur) se ha encontrado el cadáver de un hombre en el interior de un coche que estaba cubierto de nieve.
En el norte de Italia, después de los cuatro días de intensas nevadas en ciudades como Parma Bolonia, Milán, Siena y Turín, ahora se registran temperaturas bajo cero que están provocando importantes problemas en la circulación debido al hielo.
En Francia, la ola de frío ha puesto bajo alerta a 39 departamentos franceses, con temperaturas de hasta 14 grados bajo cero, en un invierno que, como en el resto de Europa occidental, hasta ahora se había mostrado particularmente clemente.
Bélgica ha batido su récord de consumo de gas por la ola de frío, que anoche dejó temperaturas de hasta 20 grados bajo cero en el este del país.

Más de 200 muertos por el temporal

Más de 200 personas han muerto ya en Europa por la ola de frío, que comenzó el pasado viernes en Ucrania y Polonia y que se deja sentir, sin tanta virulencia, en varios países de la ribera mediterránea, incluido España, donde se han registrado hasta 15 grados bajo cero.
En Ucrania, la ola de frío polar ha provocado hasta ahora 101 muertos, según el Ministerio de Emergencia ucraniano, 38 de ellos en las últimas veinticuatro horas. Las regiones más afectadas son las de la parte occidental de Ucrania, junto a la frontera con Polonia, donde los termómetros mostraban esta madrugada mínimas de 29 grados bajo cero.
El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, ha explicado que las rigurosas heladas han obligado al país a incrementar su consumo de gas natural y electricidad. "En solo tres días hemos quemado 1.000 millones de metros cúbicos (de gas)", ha afirmado Azárov, y ha precisado que este miércoles el país consumió cerca de 31 megavatios hora de energía eléctrica.
Desde que el viernes pasado comenzó la ola de frío, en Polonia han muerto ya 37 personas, después de que en esta última noche se contabilizaran ocho nuevos fallecimientos. De nuevo la mayoría de las víctimas fueron personas sin hogar, en muchos casos con problemas de alcoholismo, según ha informado el Ministerio del Interior.
Se espera que las temperaturas suban ligeramente a partir de mañana, aunque esta madrugada el mercurio marcó -35 grados en la comarca de Byalostok (este del país), -34 grados en algunas zonas de Bieszczady (sureste) o 24 grados bajo cero en Varsovia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario