sábado, 20 de abril de 2013

Viajando por Italia: Padua, la ciudad universitaria

La ciudad de Padua (en italiano Padova, en véneto Pàdoa) es un importante centro económico y de comunicaciones en el norte de Italia. Cuenta con una población de 213.634 habitantes y 403.923 en su área metropolitana. Capital de la provincia homónima, situada al suroeste de la región del Véneto.Está localizada a 40 km al oeste de Venecia y a 29 km al sudeste de Vicenza. Cuenta con dos ríos, el Bacchiglione (que la atraviesa) y el Brenta (que la circunda).
Es sede de la prestigiosa Universidad de Padua y atesora numerosos restos de un importante pasado cultural y artístico. Destaca la Basílica de San Antonio de Padua, obra monumental dedicada al famoso franciscano portugués, nacido en Lisboa en 1195 y muerto en Padua en 1231 convirtiéndola en un importante referente turístico en la región.


Territorio

Padua se sitúa en la extremidad oriental de la Llanura padana a unos 10 km al norte de las colinas Euganeas y a unos 20 km de la Laguna véneta. El espacio urbano se desarrolla sobre 92 km2, plano y surcado por varios cursos de agua que le han dado desde hace siglos forma y protección a la ciudad.
Se apoya sobre un terreno compuesto de limo-arenoso, mientras que los sedimentos quijosos son raros. La distribución de los varios niveles estratigráficos es muy irregular a causa de las frecuentes variaciones del curso de los ríos que se elevaron durante la última era geológica.
Al oeste de la ciudad en el área rural del barrio de Montà son bien visibles algunos antiguos cauces del río Brenta.


Vías de agua

La ciudad nació y se desarrolló en la cuenca de los ríos Brenta y Bacchiglione que han condicionado fuertemente su tejido urbano. En el pasado, tales cursos de agua eran fundamentales para la economía de la ciudad, en particular para el mantenimiento de los numerosos molinos y para su evidente función comercial y para unir la ciudad con la cercana Venecia y el resto de centros urbanos de la provincia de Padua. Además, los canales han representado un importante complemento para las fortificaciones medievales de la ciudad. Las obras de ingeniería fluvial realizadas con el paso de los siglos, sobre todo gracias al impulso del Magistrado para el Agua de la Serenísima República de Venecia.
Los últimos grandes trabajos se dieron en el siglo XIX. El actual sistema de conexiones que cierra los canales de la ciudad para gestionar y hacer fluir el agua sin causar riesgos a la ciudad es resultado de esta época. La única área que podría eventualmente estar en riesgo, y solo en caso de grandes inundaciones, es la zona sureste de Terranegra (cuyo nombre da ya muestras del peligro de inundaciones sufrido por esta zona en el pasado)
-Wikipedia-

No hay comentarios:

Publicar un comentario