martes, 15 de julio de 2014

Maravillas de Sicilia: El volcán Etna

La excursión al Monte Etna es una de las más espectaculares por ser muy diferente al tipo de visitas que se realizan en el resto de jornadas en la isla. La llegada al Etna ya es todo un espectáculo: un ascenso de casi 20 kilómetros por una cómoda carretera que transcurre por un sorprendente paraje de tierra y rocas negras que se han ido depositando en las faldas de la montaña en sucesivas erupciones. 
Desde la estación base, se pueden adquirir los billetes para realizar un ascenso en funicular (imprescindible) hasta una cota más alta y desde allí, si se desea, con otro ticket se puede continuar en vehículos especiales todoterreno hasta el punto más alto visitable. 
Una vez arriba, unos guías especializados relatan las sucesivas erupciones del volcán mientras acompañan a los visitantes por un paseo inolvidable entre cráteres y fumarolas. Es necesario traer prendas de abrigo aunque sea verano, sobre todo si se va con intención de llegar al punto más alto. El Etna fue incluido en 2013 como patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario