lunes, 8 de junio de 2009

En Sicilia el triunfo de IDV y MPA y la derrota de PDL y PD

Los periódicos comenzaron a difundir noticias cuando todavía los resultados no eran definitivos. Así los gubernativos cantaron victoria de los partidos de gobierno,mientras que los demás declaraban lo contrario.Sin embargo la cuestión no es tan simple como parece.Habría sido conveniente prestar más atención.
Este año menos sicilianos acudieron a las urnas respecto a las elecciones pasadas, menos que la mitad de los europeos.Por consiguiente perdieron los partidos que anteriormente tenían más consenso, es decir el PDL (Pueblo de la Libertad) y el PD (Partido Demócrata). La fuerte competición entre el PDL - las corrientes han actuado como si fueran dos partidos opuestos- no les ha beneficiado. ¿Pero qué hubiera sucedido en caso contrario?
El PD recibió con todos los honores a Rita Borsellino quien en las elecciones regionales logró pasar la barrera, con un cuatro por ciento, pero no ha sido suficiente para evitar la pérdida de consentimientos, prevista. Las corrientes internas no bajaron en campo de batalla, como el PDL, sin embargo hubo muchas discordias. La secretería estuvo acusando constantemente al gobierno parlamentario de “tramar con el gobierno”. Las medidas tomadas por la asamblea regional, por lo tanto, no fueron valoradas, más bien fueron juzgadas como una traición. Los electores creyeron en los "denigratorios" acontecimientos, y eso no pudo remediarse.
El PD siciliano, naturalmente, abona la tendencia negativa nacional. Y ya es una victoria cuando se da un suspiro de alivio por haber evitado la catástrofe. A pesar de todo parece que no se sientan tan derrotados, dichosos ellos. Es la forma de actuar de un partido sin identidad y de un gruppo dirigente adherido. Mientras esté Rita hay esperanza, recitó el eslogan del jefe del PD. Mejor sería decir, hasta que no sepamos que queremos, no hay esperanza. Mientras tanto Santa Rita cumple otros milagros.
¿Quién ha vencido en la isla? Indudablemente las dos "medias alas", la Italia de los Valores y, el Movimiento por la autonomía. Italia de los Valores tiene duplicado los votos,y el MPA casi los duplica también. Sin embargo, el partido siciliano de Italia de los Valores no obtuvo la misma victoria que en la Península, y el MPA no ha logrado tener más del cuatro por ciento para poder acceder así a la distribución de los escaños europeos.
Las dos formaciones tuvieron consensos porque hicieron una campaña electoral de ataque. EL IDV (Italia de los valores) no se ha ahorrado al gobierno nacional, asumiendo una actitud fuerte , pero eficaz. Indudablemente esta estrategia le permitió "quitarles" consensos al PD . No hubo medias medidas, a Berlusconi se le aprecian o se le detesta, por consiguiente el elector está a su favor o en contra. Que esta sea una válida eseñanza de estratégias políticas e ideológicas sinceramente lo dudamos . La oposición tiene que meditar, e intentar aclarar las dudas de sus electores.El escazo objetivo convincente produce únicamente reacciones emocionales pero no estimula a la reflexión , al análisis y a una decisión “sensata”.
Raffaele Lombardo dió una sacudida en plena víspera de elecciones con el objetivo de superar la barrera, anulando su gobierno, acusando a sus aliados adversos e hipercríticos de sus acciones . Ha conseguido un resultado en la isla, superar la unión del Centro, el partido de Totò Cuffaro,que se ha convertido en su adversario histórico. La diferencia entre los dos partidos es amplia. Pero el UDC ha logrado, nacionalmente, conseguir el resultado más importante, llegar a Estrasburgo porque en la Península está muy bien estructurada y tiene muchos partidarios, el MPA está obligado a tener alianzas híbridas que no le permiten una identidad fuerte, más bien acaban por oscurecer su imagen.
Además, a pocos días de las elecciones, desmantelando el gobierno,el Presidente de la Región envió un mensaje ambiguo por lo que los que habían apreciado su firmeza acabaron por no entenderlo.Tal vez haya debido seguir hasta el fondo. No tenemos una prueba contraria, es tan sólo una deducción.
Las dos listas de la izquierda antagonista, aquella izquierda dura y pura, han llegado más o menos a la misma cifra de consensos, algo más que el dos por ciento, habrían conseguido la victoria si tan sólo hubieran encontrado una forma para aliarse, a pesar de ser ex comunistas declarados tanto en una lista como en la otra. En lugar de aliarse , se castigaron entre ellos . ¿Meditarán? Lo dudamos. Los grupos dirigentes tienen otras prioridades diferentes a los consentimientos electorales. ¿Cuál prioridad? Demostrar que sus tesis son las mejores. El hecho es que a cada derrota no lleva a ninguna consecuencia, cada uno encuentra la forma de imponer su perspectiva . Sin embargo ésta es una condición histórica de la izquierda. En lugar de repartirse para ganar, se separan para perder.
¿Los radicales? Siguen existiendo, pero están fuera de la barrera. No son un partido, no son un movimiento político,simplemente se dieron a conocer –por culpa de ellos mismos-días antes de las elecciones.Podrían ser una dificultad para los demás partidos, pero sólo cuentan por lo que dicen y por lo que hacen, pero no tienen muchos partidarios. Los votos que han obtenido deberían sumarse con los del PD para tener sentido. Teniendo en cuenta los dato políticos, alcanzan una cifra que no alegra ni a los democráas ni a los radicales.
Nos llama la atención aquellos sicilianos que fueron a las urnas para tachar la ficha y expresar su desacuerdo con todos. Al final del escrutinio han sido más de 141 mil las fichas nulas, 6,70%, y 64.846, 3,07%, las blancas.
No se trata de analfabetos, al menos en amplio porcentaje, se trata de ciudadanos que exigen más de los partidos y por tanto no están conformes porque no se sienten respaldados . Ganar la confianza no es fácil, sin embargo los partidos que lograron la victoria tendrán que perseguir muchas cuestiones, entre estas conquistarse la confianza de los incrédulos.

Traducción - Lucy Lombardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario