lunes, 22 de junio de 2009

Martín Giuffre: éxito y vocación junto a la música cristiana

Martín Giuffre es un compositor de música cristiana, oriundo de la ciudad de Mar del Plata. Su vocación surgió a los 6 años y a partir de allí, comenzó a tomar clases de cello, guitarra y piano hasta que emigró a México, país donde desarrolló su carrera musical.
Hoy vive en Houston --Texas, EEUU-- y cuenta con una importante trayectoria en composición y producción musical. En 1995, fue galardonado con un Grammy al Mejor Álbum de Música Cristiana para niños.


Según nos contó Martín, su amor por la música lo heredó de sus padres y con el tiempo, fue perfeccionándose hasta dedicarse por completo a su vocación. “Comencé a los 6 años con clases de Cello, después tomé clases de piano y un día, elegí tocar la guitarra. A partir de ese momento, tomé algunas clases particulares, pero no imaginaba que la música sería el medio por el cual Dios me abriría muchas puertas”, dijo.
Cuando emigró a México se radicó en la ciudad de Durango, lugar donde se inauguraba la primera Universidad de música cristiana reconocida por aquel país: “Mis estudios superiores comenzaron en 1995 y después de 5 años muy interesantes, me gradué en junio del 2000 con un Bachillerato en Música especializado en composición.”
“En México también tuve la oportunidad de tocar la guitarra eléctrica para varios músicos cristianos y pronto descubrí que me apasionaba todo lo relacionado a la creación de un disco. Desde ahí en más, conseguir un trabajo así, fue otra historia y otro milagro de Dios, porque en enero de 1999 comencé a trabajar en el estudio cristiano mas reconocido de Latinoamérica. Allí me dieron el único puesto vacante cuando había mucha gente mejor o más preparada que yo,”narró.
Con el tiempo el músico fue adquiriendo experiencia en distintas compañías cristianas hasta consolidarse como productor independiente. “Tuve la oportunidad de viajar por varios países de Latinoamérica, conozco el 99% de México y mucho de Estados Unidos gracias a haber formado parte de grupos de música cristiana.”
Sin embargo, el mayor reconocimiento a su trabajo, llegaría en el año 2004, cuando ganó el Grammy al mejor disco del año de música para niños.

Lazos de familia

Si bien Martín ya lleva varios años fuera del país, los lazos familiares siguen uniéndolo a su tierra de origen y en especial a Puan, por su cariño a su tío Pedro Giuffre.
“Pedro es mi tío favorito, a ambos nos une la pasión por los coches. Todavía me acuerdo de un auto de carrera que tenía en su taller, no sé si andaba, pero en ese momento me impresionó. Tengo muy buenos recuerdos de mi estadía en Puan junto a mis primos, aunque ya pasaron 27 años,” relató emocionado.

1 comentario:

  1. Yo me acuerdo cuando iba a su casa y era pequeño 4 o 5 años le agarraba las ollas a la madre y las daba vuelta decia que era su bateria, tocaba, asi que es verdad en temprana edad le gustaba la música, soy su tia Cristina hermana de su mamá. Martin es muy especial para mi, tengo muy buenos recuerdos y anecdotas de él cuando bebe, en Mar del Plata.

    ResponderEliminar