jueves, 9 de julio de 2009

Cerdeña: la isla de la naturaleza


Cerdeña es una región (isla) autónoma de Italia. La capital regional es Cagliari. La región está dividida en ocho provincias: Cagliari, Sassari, Nuoro, Oristán, Olbia-Tempio, Ogliastra, Carbonia-Iglesias y Medio Campidano).
Cerdeña es, por su extensión, la segunda isla del Mediterráneo y de la República Italiana después de Sicilia. Es una de las cinco regiones italianas cuyos habitantes han sido reconocidos como un «popolo» (pueblo diferenciado) por el Parlamento italiano, conjuntamente con Sicilia, Trentino-Alto Adigio, Friuli-Venecia Julia y el Valle de Aosta.
El complejo montañoso más alto de Cerdeña es "Gennargentu" que comprende las montañas Punta Erbas Irde (1.676 m), Punta La Marmora (1.834 m), Punta Paolino (1.792 m) y Bruncu Spina (1.829 m).
Clima. El clima mediterráneo es típico en gran parte de Cerdeña, excepto algunas zonas internas marcado por un clima más rígido. A lo largo de la zona costera, donde reside gran parte de la población, tienen inviernos suaves, gracias a la presencia del mar, con raras nevadas y veranos calurosos y secos. En el interior de la isla, la baja humedad y la fuerte ventolera permite soportar fácilmente las elevadas temperaturas veraniegas, capaces de alcanzar normalmente los 35-40º C. En las zonas más próximas a la costa raramente se alcanzan dichas temperaturas, pero se observa una humedad mucho más elevada, si bien la presencia del viento hace más soportable el bochorno.
En las zonas internas el clima es más rígido. Sobre los montes del Gennargentu en los meses de invierno nieva y la temperatura desciende bajo cero. En verano el clima es fresco, sobretodo durante las horas nocturnas y raramente caluroso durante días consecutivos.

Turismo. La isla tiene numerosas y extraordinarias zonas turísticas, incluyendo la Costa Smeralda y Gennargentu. La isla es particularmente famosa por sus playas, pero también es rica en otros lugares interesantes. Los restos arqueológicos nurágicos constituyen un aliciente turístico adicional y perfectamente válidos por ellos mismos.
Idiomas. Las lenguas más habladas en Cerdeña son el italiano y el sardo. El sardo (sardu en lengua sarda),clasificado como lengua indoeuropea románica y, en particular, como lengua neolatina occidental, está constituida por un conjunto de variantes dialectales y es considerada como la más conservadora de las lenguas derivadas del latín. En las regiones norteñas de Gallura y Sassari (Sàssari) existe una lengua hablada que es una variante del corso, (còrso en italiano), en Alguer (Alghero) se habla catalán, conocido allí como alguerés, debido a una repoblación que se hizo en la ciudad por colonos catalanes. En la isla de San Pietro se habla ligur.


Cagliari, capital de la isla.

Con 158.221 habitantes, Cagliari es el centro de un área metropolitana que cuenta con 450.000 habitantes y que está constituida por Quartu Sant'Elena (70.569 habitantes), Selargius (28.868 hab.), Assemini (26.056 hab.), Capoterra (21.391 hab.), Monserrato (20.785 hab.), Sestu (18.237 hab.) y Quartucciu (11.996 hab.).

Ubicada en la costa sur de Cerdeña y capital de la isla. Se encuentra en una serie de colinas de poca altura sin árboles.

Visitar Cagliari quiere decir recorrer toda la historia de Cerdeña. Los monumentos que se encuentran permiten en efecto remontar a todas las civilizaciones que, en el curso del tiempo, han vivido en el antiguo Karalis.

La fundaron los fenicios y tiene un anfiteatro romano, labrado en roca maciza. Perteneció al reino Aragón durante cuatrocientos años y como reflejo de aquella ocupación española podemos encontrar restos de castillos medievales como el Quartu Santa Elena, situado en lo alto de una roca. Otros lugares de interés son la Torre del Elefante y La Torre de San Pancracio.

Hacia el oeste de la ciudad, un nuevo puerto sirve a un gran parque industrial, donde predomina la petroquímica. Las salinas del lugar son las más grandes de Italia.


Vista de la ciudad de Cagliari, capital de Cerdeña (Serdegna)

No hay comentarios:

Publicar un comentario