domingo, 12 de julio de 2009

Hoy viajamos al archipiélago Toscano: Isla de Elba


Situada al oeste de Italia, la isla de Elba (antiguamente Ilva o Aethalia) es un paraíso de origen volcánico de unos 225 km², perteneciente a la provincia de Livorno (Italia).
Es la isla más grande del Archipiélago Toscano y forma en su totalidad parte del parque nacional Archipiélago Toscano que se extiende por las provincias de Livorno y Grosseto.
Su costa es cambiante entre arrecifes, muy apreciados por los buceadores, a pequeñas playas que contrastan con el interior agreste y montañoso. El pico más alto es el Monte Capanna, de unos 1.000 m de altura.
La isla se divide en ocho municipios: Campo nell'Elba, Capoliveri, Marciana, Marciana Marina, Porto Azzurro, Rio Marina, Rio nell'Elba y Portoferraio. Esta última es su capital.

Historia: Un mito cuenta que el archipiélago Toscano surgió cuando la Venus Tirrénica emergió de las aguas del Mar Tirreno y rompió una diadema de perlas que llevaba en su cabeza. De la caída de esas perlas surgieron en el mar las siete islas que componen el archipiélago: Elba, Giglio, Capraia, Giannutri, Gorgona, Montecristo y Pianosa.
Otra leyenda cuenta, también, que Jasón y los Argonautas se detuvieron es esta isla a realizar reparaciones en su barco, durante su búsqueda del Vellocino de oro.
Diversas civilizaciones ocuparon esta isla: Griegos, Etruscos y Cartagineses se disputaron este territorio a fin de apoderarse de sus yacimientos minerales. Luego fueron los Romanos quienes se apoderaron de la isla y de la industria siderúrgica etrusca, dando comienzo al cultivo de la vid y a la construcción de hermosas villas.
La isla fue enclave militar español durante los siglos XVII y XVIII. En esa época se fortificó Puerto Longón (Capoliveri), de gran importancia estratégica durante la Guerra de Sucesión.
Durante el siglo XVIII fueron y franceses quienes se disputaron esta estratégica isla, hasta que quedó en manos de Napoleón el 4 de mayo de 1814, cuando le fue asignada como principado. En ella “reinó” hasta el 26 de febrero de 1815. Durante este breve período dio gran impulso a la industria vitivinícola. También durante ese tiempo construyó dos residencias, una urbana y bastante simple: la villa dei Mulini; y una casa de campo: la villa de San Martino, hoy convertida en museo.
Después de la segunda abdicación de Napoleón, en 1815, Elba pasó a manos del Ducado de Toscana y en 1860 pasó a formar parte del Reino de Italia. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, en 1943, estuvo en manos de los Alemanes, momentos en los cuales sufrió gran destrucción por parte de los mismos alemanes y por los bombardeos de los aliados. Tras la retirada de éstos, se comenzó a explotar el turismo, que trajo prosperidad a la isla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario