domingo, 12 de julio de 2009

Nacimiento, metamórfosis y muerte de la Corona de Sicilia


Al márgen de un reciente artículo publicado en este periódico, han surgido distintas opiniones alrededor de la exacta determinación histórica, sobre la identidad geográfica y sobre la identificación institucional del Reino de Sicilia y de sus fundamentos históricos y jurídicos, en contraposición a la definición del Reino de las dos Sicilias.


Se ha confirmado que no esiste ninguna diferencia jurídica , entre la situación creada antes y después del Congreso de Viena , y de hecho se evocó el "renacimiento" de un Reino, poniendo en duda que con la reforma institucional de 1816, en la que Fernando unificó los Reinos de Nápoles y Sicilia, haya dado vida a un nuevo original Estado y que al mismo tiempo suprime definitivamente la secular Corona siciliana.
La historia de la isla es extremadamente compleja y por tanto afrontaremos muy superficialmente los acontecimientos políticos y militares, concentrando la atención sobre los hechos dinásticos que destacan ésta historia, para recorrer la evolución institucional de la Corona de Sicilia desde el siglo XI al Siglo XIX.
También intentaremos delinear las supuestas interpretaciones que han llevado a la denominación de "Reino de las dos Sicilias", que puede resultar conceptualmente equívoca puesto que no está respaldada por la existencia de una paralela entidad geográfica.

Los normandos fundan el Reino

En el período normando, o bien en el Siglo XI, los hechos históricos determinan la formación de dos Condados diferentes y con líneas dinásticas distintas pero paralelas porque pertenecientes ambas a la noble Casa de Altavilla: por una parte la línea del condado de Sicilia y por otra la del condado de Apulias y Calabria, aquí las referencias también son claramente geográficas.
En 1127, antes de la investidura de Rogelio II cuál Rey de Sicilia, el Condado de Apulias y Calabria fue de hecho anexo al Condado de Sicilia. De hecho el primo de Rogelio II, Guillermo, hijo de Rogelio Borsa, murió sin que la cónyuge duquesa Gaitelgrime pudiera darle un descendiente.
Pues en 1130, cuando Rogelio II es proclamado rey de Sicilia por investidura del antipapa Anacleto II, y por fin confirmado por Papa Innocencio II, y aceptado por los principales feudatarios, se convierte en el Soberano de la isla, y de los territorios normandos del ex Condado de Apulias y Calabria, territorios que ya poseía por unión personal.
La nueva corona , toma el nombre de Reino de Sicilia en la isla, sin embargo abarca también las regiones meridionales de la Península, que si bién geográficamente no formen parte de la isla, se indican como Sicilia citra.
Rogelio II completa la conquista del Sur y forma un Reino que como veremos, a pesar de varios acontecimientos, durará siete Siglos.

Continúa leyendo el artículo en Siciliainformazioni

No hay comentarios:

Publicar un comentario