lunes, 3 de agosto de 2009

Antonina Cascio: “El valor más preciado de nuestra colectividad es el trabajo”


Ella es la presidente de la USEF-Unión Siciliana Emigración
y Familia- de Mendoza y Portavoz de la Dirección de USEF en Argentina, funciones que ejerce en defensa de los derechos de los sicilianos emigrados. Su labor se extiende también en la organización de actividades culturales, recreativas, turísticas y de interrelación con instituciones argentinas e italianas. Además de sus actividades institucionales, Antonina nos habla de su tierra natal, de aquellos lugares que nunca dejaría de visitar y también de sus sueños. Palabras que, seguramente, nos llevarán a reflexionar y valorar aún más a nuestros inmigrantes italianos en Argentina.



-¿Cuál es el objetivo de USEF (Unione Siciliani Emigrati e Famiglie)?

-Es una institución sin fines de lucro, cuyo objetivo inicial fue servir de nexo entre la Patria y el país de adopción para los sicilianos emigrados, y a la vez guiarlos en la protección de sus derechos como ciudadanos de ambas naciones. No están muy lejanos los años en que nuestros emigrados eran esclavos del poder económico, mal vistos y denigrados por ser italianos y sobre todo sicilianos. Como ahora lo son los asiáticos, los africanos, los árabes-entre otras etnias- en Italia y otros países europeos.
Actualmente se sumaron los objetivos propios de la actual etapa histórica de la emigración: el reconocimiento de la ciudadanía y el reconocimiento como parte de esas raíces que se vieron obligados a arrancar, el respeto por sus derechos a ver los beneficios de esa relación cultural y social, también económica, que Italia puede lograr con los países donde se establecieron sus emigrados, quienes se comportaron como embajadores sin sueldo pero plenos de orgullo y que enaltecieron el rol de Italia en el mundo.


¿Cuáles son las acciones desarrolla la entidad en Mendoza?

-Además de desarrollar los objetivos fundamentales de USEF centrados el reconocimiento de la ciudadanía, los derechos de los italianos emigrados y mantener la relación intercultural, organizamos actividades culturales, recreativas y turísticas. Dictamos anualmente un curso de Lengua para adultos, establecemos lazos con diversas entidades del medio, como la Asociación Bancaria de Mendoza, la Escuela Internacional de Turismo y gastronomía Islas Malvinas, miembros de la Legislatura Provincial, municipios y entidades del Gobierno en general. También estrechamos lazos con el Consulado, el Comité, el Centro Italiano y con asociaciones de diversas regiones.

-¿Cómo incentivan el ejercicio responsable de la doble ciudadanía?

-No olvidamos nunca nuestro objetivo de enseñar a los ciudadanos italianos cuáles son sus derechos, cómo ejercerlos y de qué modo actuar responsablemente ante la posesión de la doble ciudadanía.
Por ello tratamos de tenerlos informados de los acontecimientos políticos, y si bien tenemos una excelente relación con representantes del Partito Democrático, como el Diputado Fabio Porta, por ejemplo, no perdemos tampoco la oportunidad de invitar a nuestras reuniones a otros políticos que llegan a Mendoza y a quienes los representan, tratando de que nuestras reuniones sean un ámbito democrático de discusión y participación. Este objetivo nos demanda gran esfuerzo en Mendoza debido a que por temor, la gente se habituó a ocultar sus opiniones y a no participar de la discusión leal y frontalmente.

-Dentro de USEF, ¿Han formado algún grupo de jóvenes?

-Hemos formado un grupo de jóvenes que en enero de este año eligió su coordinadora, Melisa Quiroga Intelisano, quien fue elegida por sus pares para asistir al Congreso de Jóvenes de USEF en marzo último, en Palermo, Italia.
Los jóvenes colaboran en todas las actividades que se desarrollan, a veces con tareas comunes, a veces con actividades independientes.
Nuestra finalidad es que crezcan y sepan actuar por sí mismos pero que no pierdan la contención de la asociación madre en un ambiente lamentablemente hostil a los jóvenes como ha sido el de la emigración en general. Y que no pierdan el hilo conductor, el nexo que hará más adelante que ellos puedan con holgura tomar las riendas que iremos dejando los más ancianos.
-¿Cómo es la situación de la comunidad siciliana en Argentina?
-La comunidad siciliana de Argentina y de Latinoamérica en general ha sido muy vapuleada, sufrió quizá más que cualquier emigrado, la burla y el menosprecio de la población por su falta de preparación escolar.
Se debe recordar que la primera oleada de emigrantes sicilianos partió apenas unificada Italia, a fines del siglo XIX y principios del XX, de una región sumida en la miseria y la persecución política, donde no había escuelas para los campesinos que tampoco hablaban el italiano sino su propio idioma (que lo era) el siciliano.
Todos debieron desarrollar los trabajos más pesados y menos remunerados, el campo sobre todo los recibió. Discriminados por su falta de preparación escolar, a la vez eran admirados por su fortaleza física y su dedicación al trabajo, pero fueron igualmente instrumento y recurso mal remunerado.
Los que llegaron después de la guerra, por el temor a que ésta se repitiera eran en su mayoría también analfabetos y salvo algunas excepciones que pudieron conformar una situación más holgada por conocer un oficio, la mayoría, pese a sus grandes esfuerzos, no pudo hallar ni para sus descendientes ni para sí mismos una buen pasar. Muchos se hallan hoy con jubilaciones mínimas y al borde de la miseria puesto que sus hijos tampoco pueden ayudarlos.

-¿La actual crisis internacional los afectó de alguna forma?

-Si, en especial a quienes se encuentran en la situación social que anteriormente describí. Más que a nadie los perjudicó la crisis internacional, pero sobre todo la crisis de valores del sistema en Italia. De una Patria que se está olvidando de los ciudadanos que están lejos y que fueron fundamentales para su crecimiento.
Por otra parte, la crisis internacional que afecta a la población argentina, perjudica también a los italianos y descendientes que aquí habitan y desarrollan sus actividades.

-¿Cuáles son los valores que mejor representan a su colectividad?

-El valor más preciado de nuestra colectividad es el trabajo, como lo dice claramente en su primer artículo la Constitución Italiana. La Familia, la patria, la honradez y la sinceridad (la Parola), son otros valores preciados y fundamentales para cualquier italiano de bien.

-Además de su presidencia de la USEF Mendoza, ¿Desarrolla otras actividades?

-Soy Portavoz de la Dirección de USEF en Argentina, por lo cual colaboro con las tareas que me encomienda la Dirección o que surgen de las diversas situaciones. Escribo para el diario on line de USEF y para la revista Emigrazione Siciliana, sobre temas relacionados con la política, problemática locales o generales de la emigración.
Además participo en el círculo del PD (Partito Democrático) y me place colaborar sobre todo con el diputado Fabio Porta en la traducción de sus comunicados al castellano.

-Antonina, nos gustaría saber sobre sus raíces italianas…

-Nací en Motta Camastra, Messina, junto al Fiume Alcantara. Ese es el pueblo de mi padre y el mío Allí quedaron mis tías cuando nos vinimos, y se hallan mis primos y primas, y un montón de gente querida que he tenido la suerte de conocer y tratar.
Mi mamá es de otro pueblito de Messina, Mongiuffi (Comuna de Mongiuffi-Melia), de donde se fueron sus hermanos y por lo tanto mis primos que también conozco y quiero mucho.
En Mongiuffi también había nacido mi marido, que ya no está, pero tuve allí el placer de conocer a sus tías y primos que son actualmente mis más queridos amigos de Sicilia.

-En Italia Oggi contamos con una sección que se llama “Viajando por Italia”, nos gustaría saber cuál es su lugar favorito... de esos a los que nunca dejaría de visitar.

-Nunca dejaría de darme una vueltita por Motta Camastra y por Mongiuffi. Y me encanta estar, vagar, vivir en Giardini Naxos.
Lugares donde quiero ir: Capri, Roma, Isole Eolie, no para quedarme mucho, pero por unos días.

-También tenemos otra sección de recetas... ¿Cuál es el plato de "la mamma" que más le gusta? ¿Se lo prepara a sus familiares y amigos?

-El plato que más me gusta es la pasta casera, “tagliatelle” con una salsa de tomates también caseros.
Sí, los preparo, no sé si me salen como a mi mamá, pero le gustan a mi hijo.

-Si le preguntamos sobre sus sueños... ¿nos contaría alguno?

Sueños…Por fortuna tengo varios todavía…Uno que me impulsa a trabajar con entusiasmo, es el de lograr un espacio democrático en Italia para la emigración, un ámbito donde se nos escuche -sobre todo a los de Latinoamérica- y donde se nos conozca y comprenda. Un sitio que abra caminos para el futuro de las relaciones entre italianos de allá e italianos de acá.

Foto del pueblo natal de Antonina: Motta Camastra, pcia de Messina, Sicilia.
Foto arr. Antonina Cascio junto al vicegobernador Cristian Racconto durante el Día de la Autonomía
Fuente: Usef Mendoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario