sábado, 8 de mayo de 2010

Gangi, una perla en el corazón de Sicilia

Compartimos con nuestros lectores la siguiente nota publicada por el diario Clarín (19/03/2006) que describe a este hermoso pueblo siciliano.
También les damos a conocer el sitio web de la familia Gangitana de Rosario y agradecemos el mensaje enviado por su presidente, Juan José Mocciaro.
(Néstor Restivo) Como el Pueblo Blanco de Serrat de un barranco, éste cuelga pero de un monte. Es Gangi, una antigua aldea de agricultores en el centro de Sicilia, Italia. Y allí vamos en busca de los ancestros. Los abuelos partieron de ese mismo lugar hace un siglo, en 1905, y al llegar por la campiña, en un micro que partió de la ciudad de Palermo, lo vemos ahí arriba, todo amurallado, entre amarronado y grisáceo. Emociona. Y no va que encima deja de llover y sale el arco iris, para dejar caer uno de sus extremos sobre la torre Sarracena. Algo increíble.
En la Plaza del Pueblo, tras subir por sus callejuelas laberínticas y angostas, del siglo XIV, después de tener el panorama inverso al viaje de llegada, desde arri ba de la montaña al generoso verde rural, preguntamos al azar a un anciano de boina, pura Sicilia, si conoce a algún Restivo y el hombre nos toma del brazo, bien italiano, otea a un grupo que conversa a la sombra de la basílica y después nos dice: "Là c'è uno, andiamo".
Vamos y ese Restivo, luego de cotejar fechas y nombres y apellidos, nos lleva a otro, y después a otro más. No hallamos rastros precisos, la familia se fue casi completa al desconocido Buenos Aires cien años atrás. Pero sí encontramos el ambiente fraterno, la nostalgia, en esa despedida típicamente tana que nos brindan: "tante cosi...".
El viaje fue organizado por ANFE, el organismo de familias emigradas de Italia que subsidia el turismo a ese país a descendientes de italianos o a nacionales que quieren volver a visitar a la parentela o a conocer el viejo granero del Imperio romano, la tierra de imponentes ruinas griegas, el volcán Etna, la casa de Pirandello, Palermo, Taormina, Mondello, Catanea, Cefalú o tantos otros sitios entre los mares más bellos del mundo.
Gangi es un pueblito fundado con permiso de Enrico Ventimiglia, conde de Geraci, en 1300, luego de que un año antes Federico II de Aragón (porque a Sici lia no faltó nadie: fenicios, cretenses, griegos, cartagineses, romanos, árabes, normandos, franceses, aragoneses, cada uno dejando huella) ordenara destruir su antecesora desde el siglo V antes de Cristo, Engio, de cuya voz nació el nombre Gangi.
En su Plaza central, punto neurálgico del puñado de familias que allí viven, se destacan la fuente del león y la Basílica de la Madrice, con sus tres naves y el campanario, una torre feudal de los Ventimiglia. Y dentro del templo, una de las mayores obras de arte de la ciudad y de Sicilia, "El juicio universal", de Zoppo de Gangi.
El Palacio Bongiorno es otro sitio obligado, al extremo opuesto de la Plaza del Pueblo. Pertenecía a la familia Piraino hasta el 1700 y contiene frescos del pintor Fumagali. Y, como en toda Italia, en Gangi se lucen sus viejas iglesias: Nuestra Señora de la Cadena, Santa María de Jesús, San Cataldo o el Salvador, entre otras. Además, los conventos y el museo de los Capuchinos. Pero lo que no puede dejar de visitarse son las confiterías con las típicas canolas (cubanitos fritos rellenos de ricota) u otras exquisiteces hechas con las mejores masas del mundo, esas que trajeron las abuelas.

2 comentarios:

  1. maría del carmen carnovale17 de junio de 2011, 13:16

    Quiero decirles que me siento muy emocionada y agradecida por vuestras páginas. No tengo mi ascendencia en Sicilia, pues mi padre nació en Sambiase, Calabria, pero me gustó muchísimo el reconocimiento que hacen hacia vuestras ascendencias. Éxitos !!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias! nos gustaría saber desde qué localidad nos escribe, saludos cordiales.

    ResponderEliminar