sábado, 4 de septiembre de 2010

4 de setiembre: "Día del Inmigrante"

En Argentina se conmemora el Día del Inmigrante el 4 de setiembre al cumplirse un aniversario del dictado de la primera legislación de fomento de la inmigración en nuestro país y debido principalmente a que el aporte inmigratorio fue decisivo para el crecimiento de la Argentina.


Día del Inmigrante

Este momento histórico se inicia a partir de la Generación del “80, que con el Gobierno del Gral. Roca, de 1880, se imponía como una prioridad nacional de poblar el territorio argentino, que por su gran extensión y poca población, era una necesidad poblar las ricas tierras de la pampa húmeda, desde este periodo los inmigrantes han llegado como un gran aluvión.
También, hay que decir, que la Argentina se integraba al mercado mundial, con el aporte de las materias primas que necesitaban las naciones mas pujantes del continente europeo, y para este proceso de crecimiento económico se necesitaba mano de obra, que no tenia el estado argentino, es así, que los inmigrantes jugaron un rol importante, en materia económica, pero después han dejado plasmado su forma de vida, sus costumbres y hasta las ideas políticas que traían del viejo mundo.
Los antecedentes históricos y políticos-legislativos de este día son, por un lado, el 4 de Septiembre de 1812 cuando el primer Triunvirato firmó un decreto que decía "(...) el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio (...)" De esta forma la República Argentina abrió sus fronteras a los inmigrantes de cualquier parte del mundo que quisiesen vivir en este suelo.
Por otro lado, tenemos en la Constitución de 1853 en su Prólogo, también hace referencia a "todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino". Y como decíamos la llegada de los inmigrantes al país respondió a patrones mundiales de flujos de población. La mayoría de ellos abandonó su patria lanzándose literalmente a la aventura, pues ignoraban casi todo de su lugar de destino. Los países que más aportaron a este torrente humano en Argentina, son Italia, España y los países del Este europeo y los de origen árabe.
Este día quedo legitimado cuando se estableció por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 21.430 de 1949, el 4 de Septiembre como el "Día del Inmigrante", pero no fue fácil la vida de los llegados a nuestras tierras, han tenido que pasar muchas penurias, ya que las promesas que les eran hechas en sus tierras estaban lejos de cumplirse, pero en el imaginario de todo inmigrante estaba presente lo que decía el dramaturgo argentino, Roberto Cossa: "Los brazos viajaron, el corazón quedó, pero una estrella nos llama del sur. Y un barco de esperanzas cruza el mar. América, la tierra del sueño azul. Es un vaso de vino, es un trozo de pan."
Con este entusiasmo y esperanza llegaron centenares de miles y ayudaron a configurar el Estado-Nación de la Argentina que se conoció “el crisol de razas”. En la actualidad, siguen llegando miles de inmigrantes por año, pero ya no son los europeos, ahora están los hermanos de los países limítrofes y otros continentes, llamasen paraguayos, peruanos, chilenos y en su gran mayoría bolivianos, y se sumaron a esta nueva camada de inmigrantes, seres humanos de Asia y África.
Por eso este día debe ser un llamado a la reflexión, ya que la discriminación en estos tiempos se hace moneda corriente. Y hay que pensar que los inmigrantes, en primer lugar, son seres humanos con derechos plenos, pero sobre todo que no es fácil que dejen sus tierras, pero la realidad económica los empuja a abandonar sus anhelos en su patria y emprender una nueva vida en nuestra Argentina.
Que el día del inmigrante, no solo sea un festejo o conmemoración, sino un punto de inflexión para que las políticas económicas beneficien a todos y busquemos entre todos el norte donde prime la unidad.

Por: Walter Arjona
-Diario La Hora de Jujuy-

No hay comentarios:

Publicar un comentario