viernes, 26 de noviembre de 2010

Europa: austeridad desata protestas

(Londres, 26 nov (PL) Una ola de descontento social recorre en los últimos días varios países europeos, ocasionada por el anuncio de planes de austeridad por parte de los gobiernos que descartan otras salidas para sanear el déficit presupuestario.
Las expresiones de protestas son más intensas en Reino Unido, Italia, Francia y Portugal, cuyas economías, fuertemente endeudadas, reducen gastos y reforman algunos de los más preciados beneficios que apuntalan el "sistema de bienestar europeo".
El saneamiento a las enormes deudas públicas se tornó en un proceso imperativo ante el fantasma de Grecia, que enfrenta un doloroso rescate por parte de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), valorado en 110 mil millones de euros.
Más reciente, la pasada semana, fue Irlanda quien pidió a ambas entidades otro rescate, cercano a los 90 mil millones de euros, para hacer frente a un déficit fiscal que llega al 32 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
En Reino Unido miles de estudiantes universitarios salieron a las calles en ciudades como Londres, Manchester, Liverpool, Sheffield, Bristol, Cambridge, Newcastle y Edimburgo, para rechazar la reducción de fondos destinados a la docencia universitaria y el aumento del costo de las matrículas.
Dos semanas atrás, una demostración similar se tornó violenta cuando un grupo de jóvenes tomó la sede del Partido Conservador en la capital británica y la policía arremetió contra la multitud, en una reyerta que ocasionó 14 heridos y medio centenar de detenidos.
Las protestas más recientes llegaron incluso a la universidad de Oxford, donde unos 300 estudiantes tomaron la biblioteca central, según referencias de alumnos de esa entidad.
Singular matiz adquirieron las demostraciones antigubernamentales en Italia a una medida similar que estipula duros recortes al presupuesto de las universidades públicas y a las investigaciones, favorable solo a los centros privados.
Miles de jóvenes de ese país europeo protagonizaron el miércoles y jueves activas jornadas de huelga en las ciudades de Florencia, Bolonia, Milán, Roma y Palermo contra las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno del primer ministro, Silvio Berlusconi.
En Toscana, centro de Italia, grupos de manifestantes ocuparon la famosa torre inclinada de Pisa, donde colgaron desde el penúltimo piso una pancarta en la cual se puede leer "no a la reforma de la universidad". Algo parecido ocurrió en el Coliseo de Roma.
Más de una ciudad italiana presenció choques entre manifestantes y policías. La plaza Montecitorio, frente a la entrada a la Cámara de Diputados (Cámara baja), fue escenario de una de las trifulcas cuando los inconformes intentaron romper un cordón policial.
A bastonazos y con gases lacrimógenos los agentes del orden impidieron el avance del grupo de jóvenes.
Según representantes de la Unión de los Universitarios, más de 50 centros de altos estudios de Italia están movilizados en varias regiones y seguirán activos hasta que el Gobierno escuche sus demandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario