jueves, 2 de junio de 2011

Doble festejo en Italia

El 150º aniversario de la unidad italiana fue el 17 de marzo, pero se festeja el 2 de junio para conmemorar los 65 años del fin de la monarquía. Representantes de 80 países asisten a las celebraciones en una Roma blindada.

(Infobae)Entre las delegaciones invitadas se han presentado 40 jefes de Estado, entre los que se incluyen la presidente argentina Cristina Kirchner, el mandatario ruso Dmitri Medvedev, el palestino Abu Mazen y el israelí Simon Peres. También han acudido a Italia el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el vicepresidente estadounidense Joe Biden.
Los festejos, presenciados por miles de personas, comenzaron cuando el presidente de la República, Giorgio Napolitano, depositó una corona de flores en la tumba del soldado desconocido. Siguió un desfile militar en la vía de los Foros Imperiales. Un concierto y una cena agasajará a los invitados y pondrá fin a la celebración.
Las medidas de seguridad han sido muy severas: francotiradores en los techos de los edificios y fuerzas especiales refuerzan el despliegue de 2.500 militares y agentes de policía por la capital italiana. Desde las 6 hasta las 22, horas locales, no podrá circular ningún avión por el espacio aéreo.
Así celebra Italia sus 150 años de unidad, en un día en el que también se celebra el 65º aniversario de la creación de la República, elegida como forma de Gobierno en referéndum en rechazo a la monarquía.
Antes del proceso de unificación (o de il Risorgimento, en italiano), a comienzos del siglo XIX, la península itálica estaba dividida en siete Estados: los Estados Pontificios; el reino de las Dos Sicilias; el Reino de Lombardía-Venecia; el Reino de Piamonte-Cerdeña; y los ducados de Parma, Módena y Toscana.
El proceso de unión fue un movimiento político, social y cultural que aglomeró a los diferentes Estados de la península italiana en un único Estado de Italia.
Los primeros intentos por conseguir la reunificación fueron entre 1830 y 1848, pero el Gobierno austríaco se encargó de sofocarlos. Fue el Conde de Cavour, ministro del reino de Cerdeña, el que ayudó a que el rey de este Estado, Víctor Manuel, propusiera al emperador francés Napoleón III un enfrentamiento militar con Austria para expulsarla del norte del territorio.
Aquella iniciativa no funcionó porque, tras la guerra, Napoleón III pactó con Austria el armisticio. Además de conseguir Niza y Saboya, Napoleón III autorizó a que Lombardía se anexionase al reino de Cerdeña, mientas que Venecia seguiría estando bajo dominio austríaco. En 1860, un referéndum permitió que los ducados de Parma, Módena y Toscana se unieran al reino de Cerdeña, que gobernaba el futuro rey de Italia Víctor Manuel II.
La unión del sur llegó gracias a Garibaldi, que se oponía al pacto entre Napoleón III y Cavour. Él fue quien lideró a las "camisas rojas" para conquistar Sicilia, después Calabria y más tarde Nápoles, en donde se encontró con el ejército piamontés que venía de conquistar los Estados pontificios (con la excepción de la ciudad de Roma). En aquella ciudad Garibaldi cedió al rey el Estado de las Dos Sicilias (que comprendía los territorios de Abruzzo, Nápoles, Basilicata, Calabria, Campania, Molise, Apulia y Sicilia). Ese día, el 17 de marzo de 1861, se concretó así la unificación de Italia.
El primer Parlamento nacional, celebrado el 13 de marzo de 1863 en Turín, proclamó a Víctor Manuel II rey de Italia. Pero en el Norte quedaba Venecia. Víctor Emanuel II se alió con Prusia para combatir con Austria, que tuvo que ceder este Estado.
Con tales operaciones terminó la segunda fase de la unificación de Italia, pero Roma y el Véneto, en mano de los austríacos, quedaban separados del Reino de Cerdeña. Tras desencadenarse una guerra franco-prusiana en 1870, Napoleón tuvo que retirar sus tropas de la ciudad, y Víctor Manuel II puedo incorporar Roma al Reino de Italia. El Papa se negó a reconocer la autoridad de Víctor Manuel, y se encerró en el Vaticano considerándose prisionero en lo que se llamó la Cuestión Romana (1870-1929).

No hay comentarios:

Publicar un comentario