sábado, 30 de julio de 2011

El "limoncello"

El lugar de origen más mentado que se le asigna es la provincia de Nápoles, la fértil Campania (de campiña) y particularmente toma renombre de la Isla de Ischia y la ciudad de Sorrento, donde todo se hacía en casa y se sigue haciendo.
La mejor forma de escoger los frutos del limonero es teniendo una planta en el fondo de la casa, de esta manera tendremos limones bien naturales y sin químicos.
El punto de maduración es también de mucha importancia para extraer toda la fragancia y el gusto. Deben tener todavía algo de verde y casi amarillos. Descartar los que se pasan de maduros.
El segundo elemento, el alcohol, que puede comprar en casas especializadas o en farmacias, debe tener optima referencia de calidad.
El azúcar también, blanco escurridizo y seco; la cantidad puede variar de 300 a 800 gramos por litro de agua y de alcohol, depende de la experiencia y el gusto de quien lo hace. El agua, mejor si es mineral y liviana.
Ahora finalmente estamos listos para preparar el mejor licor, motivo de orgullo y de muchas explicaciones.
Ingredientes - Para unos dos litros de limoncello: 7 limones maduros pero no tanto, hermosos y sin química, 1 litro de alcohol etílico para licores de buena calidad. 700 gramos de azúcar, 11/2 litro de agua mineral liviana. Gasa de algodón o filtros para café.
Preparación
Fase primera:
Con un pela papa o cuchillo chico bien filoso, sacar la cáscara amarilla sin partes blancas. Poner el alcohol en una botella grande con cuello ancho o una jarra grande y sumergir todas la cáscara. Cerrar bien con tapón o película plástica en el caso de la jarra o recipiente de boca muy ancha. Guardar al fresco y en la oscuridad durante unos 15/20 días.
Fase segunda: Transcurrido este lapso de tiempo, preparar un almíbar, poniendo en una olla de acero, el litro y medio de agua con el azúcar y llevar a la ebullición lenta por algunos minutos. Enfriar, luego mezclar con el alcohol colándolo de la cáscara con el filtro de gasa o de algodón para café de filtro. Mezclar bien algunos segundos. Ahora puede envasarlo en sus botellas preferidas, colándolo otra vez, con los mismos métodos. Guardar por otros 15/20 días más. La graduación alcohólica non debe superar los 36º.
El limoncello no solamente se toma solo, puede ser una agradable y refrescante bebida mezclada con agua tónica. Es decorativo y sugestivo agregando una pequeña cantidad, siempre bien helada, sobre un helado, una ensalada de fruta, unas frutillas con crema, una copa de champagne para los más entendidos...
(Pascualino Net)

No hay comentarios:

Publicar un comentario