miércoles, 20 de julio de 2011

Vestigios griegos en Sicilia: Selinunte


No lejos de Castelvetrano, asomada sobre el Mar Mediterráneo, surgía la colonia griega de Selinunte, hoy sitio arqueológico de extraordinaria belleza y fuerza evocativa.
Su nombre parece derivar del griego Selinon, es decir perejil salvaje, que aquí fue encontrado en abundancia por sus fundadores.
Atendiendo a las declaraciones de Tucidides Selinunte fue fundada en el 628 a.C. por los colonos griegos llegados de la cercana Megara Hyblaea, fundada a su vez en el 728 a.C. por colonizadores llegados de la ciudad griega de Megara.
La ciudad se desarrolló rápidamente llegando a su punto álgido en el siglo V a.C. cuando contaba con aproximadamente 25.000 habitantes.
Su flota participó en la Guerra del Peloponeso entre Atenas y Esparta.
Su caída se debió a los continuos roces con la vecina Segesta, la cual invocó la ayuda de Cartago que llegó con un ejército de 100.000 hombres y, según Diodoro Sículo, asedió la ciudad durante 9 días destruyéndola completamente. Hubo 16.000 muertos, 5.000 prisioneros y sólo 2.600 habitantes consiguieron encontrar refugió en la aliada ciudad de Agrigento.
Selinunte resurgió y vivió otros dos siglos todavía como ciudad dependiente de Cartago hasta su fin obra de Roma que la destruyó nuevamente al terminar la primera guerra púnica.
El sitio fue abandonado y habitado durante la Edad Media sólo por eremitas convirtiéndose durante siglos en una cantera de piedras para la población local.
Parque arqueológico entre los más grandes de Europa, Selinunte se divide en tres áreas; la Acrópolis, la colina de los templos orientales, y el santuarios de Demetra Malophoros.

Fuente: initalytoday.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario