viernes, 3 de febrero de 2012

Lugares de Sicilia: Licata

Licata (en griego: Φιντίας; en latín: Phintias o Plintis; formalizado como Alicata) es una ciudad ubicada en la costa sur de Sicilia, en la boca del río Salso (antiguamente Hímera), entre las localidades de Agrigento y Gela. Es un importante puerto construido en el siglo XX, que junto con su exitosa pesca, convirtió a Licata en uno de los centros portuarios más importantes de Europa. En el oeste de la ciudad se encuentran unas playas muy pequeñas, separadas por barreras de hasta 40 metros de altura.


MONUMENTOS
El edificio del Ayuntamiento, obra póstuma de Ernesto Basile, se encuentra en la Piazza Progresso. En el salón principal están expuestas varias obras pictóricas, entre las que destaca un lienzo de la Trinidad y los Santos de Pietro d'Asaro.

(*) El Museo Cívico, en la Piazza Linares, recoge hallazgos arqueológicos de la zona, desde la prehistoria hasta la época griega, piezas medievales y de finales del XVII y del XVIII, y valiosas obras escultóricas del s. XV, como la Virgen del Socorro, de 1470, atribuida a Domenico Gagini.
En el Corso Roma, está la Iglesia de San Domènico, con el anexo convento, hoy destruido en gran parte. La iglesia tiene un sola nave y conserva dos hermosos cuadros de Filippo Paladini: Trinidad y los Santos, de 1611, y San Antonio Abad en la Cátedra, de 1603.
Muy cerca se encuentra la Iglesia y Convento del Càrmine, magnífico conjunto de 1748, construido según un proyecto de Giovanni Biagio Amico; es muy hermosa la fachada de la iglesia, estilizada e intensamente vistosa; el interior es fastuoso, con forma de gran sala, y en éste se encuentra el cuadro Muerte de San José, del pintor De Trápani Giuseppe Felice, 1661-1734. El convento, con una fachada muy decorada, tiene un estilo en armonía con el de la iglesia. En el claustro hay aún dos hermosos ajimeces y una puerta del s. XIV.
En el Corso Vittorio Emanuele surge un conjunto monumental, la Iglesia y Convento de San Francesco, del s. XVI, reconstruidos en el XVII. La fachada es de 1780, fue erigida según un proyecto de Giovanni Biagio Amico y presenta un fastuoso aparato de elementos decorativos que sobresalen con gran expresividad. En el interior hay una sola nave y son interesantes el coro de madera, el órgano del s. XVIII y dos cuadros restaurados: el Bautismo de Cristo y la Inmaculada de Doménico Provenzani, pintor de la cercana Palma di Montechiaro, 1736-1794.
Más adelante, encontramos la Iglesia Mayor, Santa Marìa la Nuova, cuya estructura original es del s. XVI; en el XVIII, la iglesia sufrió varias reformas que la transformaron totalmente.
El interior tiene tres naves; los frescos de las bóvedas son obra de Raffaello Politi, del siglo pasado. Es de notable interés la capilla del Crucifijo, con su bella decoración de madera tallada; en el altar hay un Crucifijo de madera del siglo XVI.
También son interesantes: la Iglesia de la Carità, s. XVII, cuyo convento se ha elegido como sede del Museo Cívico; la Iglesia de Sant'Angelo, en la plaza que lleva el mismo nombre, que conserva la urna de plata con las reliquias de San Ángel; y la Iglesia del SS. Salvatore (Smo. Salvador), del s. XVIII.
En la cima del monte Sant'Angelo, fuera del pueblo, una vez pasada la Iglesia de Santa Marìa La Vètere (Santa María la Vieja), reformada y restaurada, llegamos al castillo; es una sólida construcción con torre cuadrada, edificada en las primeras décadas del s. XVII.
Aquí, en el lugar del antiguo promontorio Ecnomo, desde donde se divisa el estupendo panorama de los valles circunstantes, algunas excavaciones han descubierto restos de asentamientos humanos que se remontan a la época prehistórica.

*Los textos son de "Guía de Sicilia y de sus islas menores" Editor Ugo La Rosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario