sábado, 10 de marzo de 2012

Europa: Desequilibrio laboral entre hombres y mujeres

(Ahora Italia) La mujer es una de las categorías más afectados por el desempleo y los datos referentes a la tasa de paro lo demuestran. La tasa de paro femenina es mayor que la tasa masculina.
La incorporación de la mujer al mercado de trabajo, está todavía lejos de los niveles medios europeos, de hecho la tasa de empleo femenino en Italia es una de las más bajas de la UE, %.
Al igual que España, Italia y Grecia presentan una tasa de paro femenino por debajo de la media europea fijada
Cabe tambén destacar que las desigualdades entre hombres y mujeres no han disminuido en los últimos años, y una de las causas principales es la llegada masiva de mujeres en el mercado laboral.
Las mujeres siguen ocupando cargos tradicionalmente femeninos, lo que ha reforzado la segregación en el mercado de trabajo

La mayoría tiende a trabajar a tiempo parcial ya que deben seguir ocupándose de la casa e hijos, lo que en muchos casos perjudica su carrera profesional.

•Dentro de las empresas, el 32% de las mujeres ocupan puestos directivos, el 10% son miembros de los consejos de administración, y tan solo el 3% de los presidentes de las empresas mas importantes son mujeres.

Siguen sufriendo una desigualdad salarial comparada con los hombres, las mujeres de edad superior a los 50 años o con hijos a su cargo están más expuestas a no encontrar empleos que los hombres.
De acuerdo con una reciente investigación realizada por el Banco de Italia, si Italia alcanzara el 60% de los puestos de trabajo femeninos, aumentaría su producto interno bruto de un 7%
Sin embargo estos impulsos positivos chocan con una realidad extremadamente difícil para las mujeres, quienes reportan una gran dificultad en seguir trabajando sobre todo después de haber dado a luz: investigaciones recientes destacan que el 40,8% han abandonado el puesto de trabajo después del nacimiento de los primogénitos, mientras que el 5,6% admitió haber renunciado a su vida profesional por la familia o el cuidado de familiares .
Las experiencias concretas aplicadas en el Reino Unido, Francia y Bélgica, muestran que la adopción de un buen servicio es eficaz en la promoción del empleo femenino y reduce las barreras a la maternidad . La introducción de un bono, sería una herramienta flexible para proporcionar un apoyo y mayor libertad . Motivar un crecimiento de empleo femenino implicaría impulsar el desarrollo económico del país, el crecimiento del PIB y una mayor equidad social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario