viernes, 15 de febrero de 2013

"Castagnaccio"



Este dulce es típico de Toscana, donde se produce una harina de castañas de excelente calidad.
Es recomendable triturar las castañas en una procesadora para obtener la harina de castaña; tiene que ser finísima, tan fina como una harina de repostería.
Esta variante del castagnaccio, es la de la zona de la Lunigiana, por este motivo es así de bajo; hay muchísimas variantes a lo largo de los Appennini de esta tarta pobre que parece que fue inventada en 1500 en Lucca.
Según otras versiones, nació en Siena...sea como sea, está para chuparse los dedos, es sencilla y rapidísima de hacer y no lleva azúcar, ni huevos, ni mantequilla.


Dosis para un molde de 23 x 33 x 5 cm, unas 6 porciones

3/4 de taza de pasas
2 y 1/2 tazas de harina de castañas
1/4 de cucharadita de sal
1 y 1/2 tazas de agua
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 ramitas de romero
12 nueces peladas, trituradas no muy finas
1/3 de taza de piñones

Preparación
Remojar las pasas en agua caliente durante 1/2 hora.
Mezclar la harina con la sal y añadir el agua poco a poco, para evitar que se formen grumos, añadir 2 cucharadas de aceite y dejar reposar la masa media hora (la masa es como una crema).
Calentar las otras 3 cucharadas de aceite y dorar ligeramente en ellas el romero, hasta que desprenda su aroma, sin quemarlo. Guardar las hoja de romero y el aceite en las que se han frito, por separado.
Escurrir y secar las pasas y añadirlas a la crema de castaña, verter en el molde previamente engrasado y distribuir en la superficie los piñones, las hojas de romero fritas y las nueces. Pincelar generosamente la superficie de la tarta con el aceite de fritura del romero (no todo) y hornear a 200º unos 30 minutos, controlando la cocción hacia el final con un palillo, para que no se seque en exceso.
Es una receta de Lori de Mori, del libro "Savoring Tuscany", Ediciones Williams-Sonoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario